Saldrá a las calles en defensa del Ministerio Público, el Tribunal Constitucional y la democracia.

Por Henry Cotos Campeán

Con la finalidad de hacer frente a la arremetida fujimorista, que pretende descabezar el Ministerio Público, cambiar a los miembros del Tribunal Constitucional y generar las condiciones para la vacancia presidencial a raíz de las investigaciones contra Keiko Fujimori y Joaquín Ramírez, las organizaciones civiles han decidido convocar a una Asamblea Ciudadana para detener el golpe keikista.

El líder juvenil Gabriel Salazar informó que el martes habrá una reunión amplia de los sectores democráticos a fin de evaluar las medidas que se tomarán contra la arremetida fujimorista. Será en el local de Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, jirón José Pezet y Monel 2467, Cercado de Lima, a partir de las 6 pm.

El partido Nuevo Perú que lidera Verónika Mendoza también dice presente.

A la cita están invitados los diferentes partidos, entre ellos el de los Moraditos de Julio Guzmán, Nuevo Perú, Alianza para el Progreso, PPK e incluso el PPC, así como los partidos de izquierda y los diferentes colectivos entre ellos “No a Keiko” y los que dieron lucha contra la Ley de los Pulpines.

Salazar explicó que una de las preocupaciones que ha generado consenso para realizar esta actividad que busca defender los fueros democráticos, es la arremetida fujmorista con la acusación constitucional presentada contra el fiscal de la Nación Pablo Sánchez.

Manifiesta que es evidente que lo que el fujimorismo pretende hacer es impedir las investigaciones a Keiko Fujimori y a Joaquín Ramírez y en su desesperación la bancada de Fuerza Popular no tiene reparos en pasar por encima de cualquier institución con tal de defender a su lideresa.

Del mismo modo, sostuvo que es una real amenaza que se pretenda cambiar a cuatros miembros del Tribunal Constitucional, con el pretexto del caso El Frontón y por eso es que las diferentes organizaciones han coincidido en la necesidad de sumar fuerzas para defender la democracia en las calles.

La periodista Claudia Cisneros dijo que lo más peligroso que puede existir es un político investigado, como es el caso de Keiko y Alan García, quienes están sumando fuerzas para evitar que prosperen las investigaciones en su contra.

Gabriel Salazar sostuvo que es necesario que se deje trabajar al Ministerio Público en las investigaciones ligadas al caso Odebrecht que incluye no solo a Keiko, sino también a Alan García y al propio presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Advirtió que si no hay respeto por la Fiscalía y órganos jurisdiccionales como el TC, hay un real peligro para la democracia y en este sentido manifestó que el fujimorismo está mostrando su verdadero rostro con aires golpistas.

Añadió que también hay una seria amenaza contra la democracia pues Keiko y su bancada buscan las condiciones para generar la vacancia presidencial, lo que es muy peligroso pues se trata de personajes que tienen poder en el Congreso, pero que están seriamente comprometidos en casos de corrupción y eso los convierte en personajes en los que no se puede confiar.

Dijo que la bancada fujimorista está cerrando filas para que no se avance en las investigaciones a Joaquín Ramírez que tiene un pasado ligado al narcotráfico y según la propia Fiscalía sería uno de los que ha realizado el lavado del dinero de Keiko Fujimori.

Justamente para evitar que las investigaciones se paralicen es que se necesita un Ministerio Público fuerte e independiente y para los partidos y colectivos que conforman la sociedad civil es gratificante ver que los fiscales se han unido y expresado su voluntad de seguir investigando la corrupción caiga quien caiga, tal como lo manifestó el mismo fiscal Pablo Sánchez.

Aseguró que la convocatoria a las diferentes organizaciones es libre y cualquier grupo que quiera sumarse puede asistir pues de lo que se trata es unir fuerzas para hacer frente a la arremetida fujimorista. “Desde las calles le diremos al autoritarismo fujimorista que no nos vamos a doblegar y que la sociedad civil está dispuesta a dar batalla para defender la democracia”, señaló.

 

Diario Uno, 18.11.2017