Prepotencia fujimorista hace que, sin debate previo, Comisión Permanente dé plazo de 15 días para que se investigue a Pablo Sánchez.

Por Henry Cotos Campeán

Actuando al mismo estilo de Vladimiro Montesinos, sin debate previo, la Comisión Permanente del Congreso fujimorista decidió que la investigación de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales al fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, debe realizarse en 15 días.

Los votos no dejan dudas de la intención fujimorista de pretender asustar al fiscal Pablo Sánchez. La medida se aprobó con 13 votos a favor, todos de la bancada de Fuerza Popular, 6 en contra y 2 abstenciones.

El vocero de la bancada de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, dijo que todas las fuerzas democráticas rechazan esta medida que tiene el estilo montesinista y prepotente para aprobar una medida sin debate previo, lo que es un indicativo que la bancada fujimorista actúa por consigna.

“Nuevo Perú expresa su rechazo a esta medida, cuya votación solo tuvo el respaldo de los votos de Fuerza Popular. Esto rompe el equilibrio de poderes y pone en riesgo la democracia. Rechazamos cualquier pretensión golpista y que con estas maniobras montesinistas disfrazadas de investigaciones se pretenda acallar al Fiscal de la Nación”, señaló.

En alerta

La congresista Marisa Glave, de Nuevo Perú, dijo que es necesario alertar a la ciudadanía de lo que está pasando en el Congreso. “Estamos en una situación muy grave. Hacemos un llamado a todas las organizaciones democráticas para que alcen su voz de protesta. Se trata de defender la institucionalidad democrática”, comentó.

La parlamentaria sostuvo que se ha roto el equilibrio de poderes y se avanza con una denuncia contra el Fiscal de la Nación que no tiene solvencia legal. “Necesitamos que esta prepotencia del fujimorismo sea frenada, sino podemos frenarla en el Parlamento debemos hacerlo en la calle”, manifestó.

Glave dijo que con firmeza y preocupación sentimos que este Congreso fujimorista alista un golpe institucional contra los magistrados del TC y el Fiscal de la Nación. Sobre el caso de Pablo Sánchez dijo que es muy grave pues la Constitución garantiza la autonomía del Ministerio Público, pero al fujimorismo eso no le interesa.

“Abren investigación contra el fiscal porque no les gusta su accionar. En este caso se está yendo contra el doctor Pablo Sánchez, quien no lleva a cabo las investigaciones. Se le quiere amedrentar y para ello se utilizan elementos que no configuran una infracción constitucional”, explicó.

La parlamentaria sostuvo que con el simple hecho de los votos quieren decidir la suerte del fiscal. “Quisimos entrar al debate de fondo, pero con la prepotencia fueron directamente al voto para investigar al fiscal. Eso preocupa y alerta. Estaremos listos para defender la democracia”, añadió.

Glave no ocultó su indignación por la intención fujimorista de escarmentar al fiscal de la Nación por las investigaciones que el Ministerio Público realiza contra Keiko Fujimori y su financista Joaquín Ramírez.

Dijo que frente a ello es necesaria la participación de las diferentes organizaciones civiles y colectivos para defender la institucionalidad democrática. “Ahora necesitamos la acción conciente de la ciudadanía que espero, una vez más, salga a defender la democracia”, anotó.

La sesión

Durante la sesión, congresistas de las bancadas de Peruanos por el Kambio, Frente Amplio, Nuevo Perú y Alianza para el Progreso se mostraron en contra de iniciar una investigación contra el titular del Ministerio Público.

Sin embargo, parlamentarios de Fuerza Popular como Daniel Salaverry, Héctor Becerril y Cecilia Chacón, remarcaron que lo que se aprobó fue el plazo de investigación, mas no el fondo de la misma.

La indagación se inició a partir de denuncias constitucionales que los parlamentarios Daniel Salaverry (Fuerza Popular) y Yeni Vilcatoma (sin bancada) presentaron contra Pablo Sánchez.

Salaverry sostiene en su acusación que Sánchez cometió una “grave omisión funcional en la lucha contra la corrupción”, mientras que Vilcatoma indica que el fiscal incurrió en una presunta infracción a la Constitución por designar a Hamilton Castro en el equipo especial que investiga los sobornos de las empresas brasileñas en el Perú.

La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales dejó de lado otras 20 denuncias pendientes para agendar las dos denuncias contra Pablo Sánchez. También con el voto de los fujimoristas, ambas fueron admitidas a trámite.

El congresista del Frente Amplio Marco Arana también exhortó a la población a ejercer su voz en rechazo a las acusaciones constitucionales que buscan inhabilitar al fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, las cuales podrían lograr su objetivo con el respaldo de la bancada fujimorista.

Su colega del Frente Amplio, Wilbert Rozas, destacó el hecho de que la única bancada que está sacando adelante las acusaciones contra Pablo Sánchez es Fuerza Popular. “Esto ha demostrado que solamente Fuerza Popular es la que está llevando adelante esta agresión y avasallamiento del Ministerio Público”, refirió.

Se defiende

En su defensa el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, dijo que “después de más de 30 años con servicio a la Fiscalía, a estas alturas no me voy a amilanar, no voy a tener miedo, ya estoy grandecito para eso”.

El fiscal dijo no tener duda de que la acusación constitucional que presentó el fujimorismo en su contra se debía a la decisión que tomó su institución de seguir investigando a Joaquín Ramírez.

Algo más

La congresista Milagros Takayama, titular de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, aseguró que la rapidez del trámite contra Pablo Sánchez se debe a que son dos denuncias que han sido acumuladas.

 

Diario Uno, 21.11.2017