Joseph Stigliz, execonomista principal del Banco Mundial, insiste en que el bitcóin "es una burbuja" que "no cumple ninguna función socialmente útil".

La principal moneda digital del mundo, el bitcóin, ha mantenido esta semana a todo el planeta en vilo por sus fluctuaciones: tras marcar un nuevo valor máximo y cotizarse por encima de los 11.000 dólares, se ha depreciado inesperadamente 2.000 dólares.

Mientras el bitcóin ha acaparado tanta atención mediática, Joseph Stigliz, premio Nobel de Economía en 2001, ha aseverado que esta criptomoneda debe ser prohibida.

En una entrevista con Bloomberg, se le preguntó a Stiglitz si el bitcóin podría ser "viable" si se regulara. El execonomista principal del Banco Mundial señaló que "una de las funciones principales del gobierno es crear moneda". De esta manera, el éxito del bitcóin se debe "solo a su potencial de elusión, falta de supervisión", haciendo referencia al hecho de que la distribución de la criptomoneda está descentralizada, sin un banco central para administrarla.

"Ninguna función socialmente útil"

Stigliz indicó que el bitcóin "es una burbuja" cuyo valor hoy en día consiste en "la expectativa de lo que va a ser mañana". Debido a esto, agregó que "debe ser prohibido", ya que "no cumple ninguna función socialmente útil".

Asimismo, el premio Nobel calificó el aumento en el precio del bitcóin de injustificado e insostenible. Y a pesar de que esta criptomoneda es una red descentralizada, con participantes diseminados por todo el mundo, Stiglitz opina que Washington podría cortarla fácilmente.

"Si el gobierno dice: 'la razón por la que se está utilizando el bitcóin es la elusión', podrían cerrarla en cualquier momento. Y luego se derrumba", apuntó el economista.

Sin embargo, Stiglitz, quien también presidió el Consejo de Asesores Económicos del presidente de EE.UU. durante la Administración Clinton, subrayó que sí apoya la innovación tecnológica en los pagos, pero cree que el dinero digital aún debe ser creado y controlado por el gobierno.

 

RT, 02.12.2017