bandera chilena Tacna
Embajador chileno en pleno
desafío
bandera chilena rota en Tacna
Tacneños destruyen la burla
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 ¡Qué miedo! ¿Y ahora qué hacemos? 

Luego de la respuesta de los tacneños a la provocación del embajador chileno ante los monumentos a Grau y Bolognesi, el congresista Luis Gonzales Posada trató de asustarnos hoy diciendo que los chilenos pueden llevarse sus inversiones del Perú.

¿Qué beneficio tenemos de las inversiones chilenas?

A causa de las inversiones chilenas muchos peruanos están perdiendo empleos de calidad. Los chilenos reservan los altos puestos en sus empresas en el Perú para chilenos y sólo permiten que los peruanos se ocupen de la limpieza y tareas auxiliares, no suelen llegar a un puesto muy alto, por ser peruanos y por ser cholos. Los pocos peruanos que alcanzan algún puesto alto en las empresas chilenas son de tipo europeo. Por el contrario, en las empresas europeas y estadounidenses en el Perú los peruanos sí han tenido cabida en altos puestos.

¿Reciprocidad?

No existe reciprocidad en el flujo laboral entre ambos países. Mientras los chilenos llegan a ocupar altos puestos en sus empresas, los peruanos sólo pueden aspirar a realizar tareas domésticas, de cocina y albañilería en Chile, además, expuestos a vejaciones por ser cholos.

¿Eficiencia y honestidad?

Los empresarios chilenos son tan incapaces de realizar inversiones honestas y progresar que tienen que recurrir a la corrupción, la competencia desleal, el maltrato a los clientes, las asociaciones empresariales antiperuanas y el engaño:
 
Corrupción: ejemplo de la corrupción que arrastran las empresas chilenas son los casos de Lucchetti, Gildemeister y Lan, si contamos sólo a las más significativas.
 
Competencia desleal y engaño: Ripley o Saga Falabella han sido sancionados repetidamente por Indecopi tras engañar a los peruanos, ofreciendo precios bajos por productos de mala calidad como si fueran buenos.
 
Maltrato a los clientes: el campeón de los maltratos es Lan, las quejas de los usuarios peruanos son incontables.
 
Asociaciones empresariales antiperuanas: las tiendas chilenas no dan preferencia a la venta de productos peruanos, sino que colocan en sus locales productos chilenos o de otros países antes que productos peruanos. Adicionalmente, se asocian para tratar de quebrar a los pequeños negocios de peruanos, como las ferreterías, bodegas, agencias de viajes y farmacias.

Los chilenos traen desempleo

Debido a estas prácticas antiperuanas, las inversiones chilenas son una de las principales causas de desempleo y de la pérdida de calidad de puestos de trabajo para los peruanos.


¿Miedo porque se van las inversiones chilenas?

Viendo todos los males que han traído al Perú, sería oportuno que los chilenos se lleven sus empresas a la Patagonia o donde quieran, aquí son indeseables. Demasiado daño hacen en el Perú, además, provienen de un país que roba tierra, mar y amenaza al Perú, además de admirar a sus criminales de guerra que asesinaron peruanos.

¿Inversiones extranjeras?

Sí, siempre serán bienvenidas las inversiones que respeten las leyes peruanas y que no discriminen a los peruanos en su patria ni realicen prácticas inmorales.

Por ejemplo, en el caso de Lan, en su lugar sería ideal contar con líneas como Lufthansa o Air France, pertenecientes a países desarrollados, no a países tercermundistas corruptos y ladrones como Chile, país que hará muy bien en llevarse sus sucios capitales y sus más sucios empresarios.