Las recientes declaraciones del cardenal Pedro Barreto, referidas a que Fuerza Popular nunca ha querido el bien del Perú, han generado diversas reacciones. Al respecto el psicólogo social Sandro Macassi sostuvo que con el nuevo prelado de la Iglesia católica en el Perú se está marcando un antes y un después respecto a la postura de la Iglesia frente al fujimorismo.

“Ya no estamos en la misma situación que antes. Con la presencia de Barreto se está marcando un antes y un después respecto a la postura de la Iglesia frente al fujimorismo. Si estuviéramos ahora con Cipriani, él ya habría salido a censurar a Barreto y a defender al fujimorismo”, dijo Macassi a Diario UNO en referencia al saliente cardenal Juan Luis Cipriani.

Cuestiona a Fuerza Popular

El cardenal Barreto volvió a cuestionar el papel que ha tenido Fuerza Popular en el Congreso y aseguró que la bancada fujimorista, si hubiera querido, hubiera hecho mucho por el país, pero prefirieron poner por encima sus intereses.

“El partido que tenía mayoría en el Congreso, y que pudo hacer muchísimo por el país, por motivaciones subalternas u otros intereses, no lo ha hecho. Fuerza Popular nunca ha querido el bien del Perú, esto hay que decirlo con claridad porque si hubiesen querido el bien del país hubieran hecho muchísimas cosas”, dijo el cardenal en entrevista a una radioemisora de Piura.

Al respecto, Macassi saludó las voces críticas frente al fujimorismo. “Ahora con Barreto se permitirá que sí hayan voces críticas en la Iglesia, respecto a lo que el fujimorismo ha significado para el Perú. Cipriani ha convivido con el fujimorismo e incluso ha sido cómplice de muchas cosas”, añadió.

“Reaccionen”

Durante su intervención, el cardenal dijo sentirse apenado por la actitud de los congresistas de Fuerza Popular, rechazó el trabajo bajo consignas e invocó a que cambien de cara al futuro.

“Esto me apena, pero hay que decirlo: me dirijo a aquellos que están dirigiendo este partido, ¡reaccionen! Porque hay personas buenas (en el partido), pero eso de trabajar bajo consignas no es bueno para el país”, agregó.

Nueva cara del Congreso

La renuncia del presidente del Congreso, Daniel Salaverry a Fuerza Popular, la recomposición del Consejo Directivo y la pérdida de poder del fujimorismo ha generado buena impresión al cardenal.

“El presidente Daniel Salaverry ha manifestado una distancia de Fuerza Popular, hay nuevas bancadas y eso indica que el Congreso se ha recompuesto. Al no haber mayorías, (las bancadas) van a tener que consensuar”, sostuvo.

Contra Chávarry

Finalmente, Barreto saludó que la población se manifieste contra la corrupción y puso como ejemplo lo ocurrido el 31 de diciembre, en referencia a la marcha tras el anuncio del entonces fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, de separar a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez del Equipo Especial Lava Jato, que investiga los casos de corrupción de Odebrecht y otras empresas en el Perú.

Católicos pero fujimoristas

Respecto a la reacción de muchos fujimoristas que profesan el cristianismo y específicamente el catolicismo, Macassi recordó que no hay una sola iglesia católica y algunas no creen en la democracia.

“Aunque hay un solo pontífice, hay muchas tendencias como algunas tradicionales que no creen en la democracia ni en los derechos humanos y parte de esas tendencias se expresa en el fujimorismo”, sostuvo tras indicar que el catolicismo fujimorista no es practicante y está de acuerdo con la pena de muerte.

“Muchos fujimoristas no son católicos practicantes ni tienen una doctrina social de la Iglesia, creen en la pena de muerte, plantean una serie de cosas que van en contra de la doctrina de la Iglesia”, añadió.

 

Ernesto Toledo Brückmann
Diario Uno, 10.02.2019