Mercedes AraozLa congresista Mercedes Aráoz reconoció su error al relacionar la honradez de un funcionario con el dinero y que el aumento a los parlamentarios sea de acuerdo a la inflación.

 

“Nunca he pedido aumento de sueldos para los congresistas. Sí que se sinceren las remuneraciones y se acaben las ‘asignaciones’. Cometí un error al relacionar la honradez de un funcionario con el monto de su sueldo. Les ofrezco sinceras disculpas”, escribió en su cuenta de Twitter.

También había pedido otro privilegio para los congresistas: que ganen de acuerdo a la inflación, algo que indigna a los ciudadanos, para mala suerte de la imagen del Congreso.

“Hace tiempo propuse hablar de un sinceramiento porque realmente los salarios de los congresistas están atrasados, son más de 15 años que no han cambiado. En el 2006 se congelaron. La intención era darle una posibilidad de que se mejore”, dijo Aráoz horas antes.

“Se lo digo con todo el corazón. Un congresista mal remunerado es la tentación para los lobbies, para que alguien haga trampas. […] Los que no hacemos trampas no queremos estar en eso y consideramos que debería haber un pago justo, una buena remuneración de acuerdo al costo de vida”, había dicho.

Aunque rectifica, esto no lo hizo hasta que fue criticada.