Por Jhon Valdiglesias*

A comienzo del siglo XX el Perú era un país lejos de ser industrializado. El país dependía de la explotación de recursos naturales y de las alianzas entre empresas extranjeras que explotaban esos recursos con la elite peruana. Por ello el Perú fue uno de los últimos países en América Latina en empezar su proceso de industrialización por sustitución de importaciones; y cuando esta llega apenas se centró en la industria ligera. Se observa constantes enfrentamientos sociales y políticos, destacando la Alianza en el Congreso APRA-UNO que se encargó de bloquear las reformas del gobierno; analistas afirman que ello contenía intenciones oportunistas para luego llegar al poder. Posteriormente, se sufre un golpe de Estado que intentó intensificar el proceso industrializador sin éxito y espantando a la inversión extranjera.

Participación política en las elecciones peruanas por votos

Source: Gutierrez (2005)

Cuando cae el gobierno militar, a comienzo de los 1980, el nuevo gobierno desmantela las anteriores políticas, con lo que hace caer el PBI hasta 10% en 1983, eso más acompañado del fenómeno de El Niño y el surgimiento terrorista ´Sendero Luminoso´, agravó la crisis. El segundo gobierno democrático de 1980 ingresó con un discurso populista; a pesar de que el resto del mundo empezaba reformas económicas liberales éste (Alan García) hizo lo opuesto, generando la peor crisis registrada en la historia reciente. Como resultado, los partidos políticos quedaron totalmente desprestigiados. Por el contrario, los países del Este Asiático que se estaban desarrollando contaban como principal protagonistas  a partidos políticos fuertes encargados de combatir la corrección y asegurar el crecimiento económico; como ejemplo está el Kuomintang en Taiwán o el People´s Action Party (PAP) en Singapore. En el siguiente gráfico se observa cómo en las ultimas elecciones en el Perú se ha reducido la cantidad de votos en los partidos políticos m{as tradicionales; en contraste, siguen apareciendo candidatos independientes llamados “outsider” por unos; “oportunistas” por otros.

De otro lado, a comienzos del siglo XX, Venezuela estaba entre los países más pobres de América Latina ya que su economía dependía básicamente de la exportación del café y el cacao. Sin embargo, entre 1950 y 1970 el descubrimiento y explotación de reservas de petróleo y la nacionalización permitió la inversión en infraestructura y crear consensos y pactos sociales para mejorar el bienestar; incluso la inversión en industrialización que igualó grandes niveles de los tigres mayores y menores del Asia como Taiwán y Malasia. Como resultado Venezuela poseía los menores salarios de América Latina y en algunos sectores comparados con Noruega. El presidente Carlos Andrés Pérez se encargó se dirigir este proceso de desarrollo e industrialización por sustitución de importaciones; y luego la misma persona empezó las reformas liberales de comienzos de los 1990.

A pesar de que Venezuela era un candidato para mantener su sistema democrático y grado de desarrollo; el país empieza una gran turbulencia social sin precedentes; los principales enfrentamientos se encontraban dentro de los partidos políticos acusándose de traición y corrupción. El sistema bipartido desaparece y surgen muchos partidos débiles, incluido la aparición del coronel Hugo Chávez a través de un intento de golpe de estado. Luego este último llega al poder para establecer el llamado chavismo acompañado de nuevos escándalos de corrupción y crisis económica. Lo demás es cuento conocido.

La debilidad institucional ha sido una constante en los países de América Latina como Perú y Venezuela. Las épocas de bonanzas económicas se han debido a factores externos como la aparición de recursos naturales o los altos precios de los commodities de productos que exportamos. Sin embargo, los fundamentos del desarrollo económico y el bienestar social que son las instituciones, lo que puede evaluarse a través de la existencia de partidos políticos, han permanecido débiles; lo cual nos hace vulnerables a caer en la pobreza en cualquier momento. 

 

*PhD (c) en Economia, University of International Business and Economics. Beijing, China
Master en Estudios Asiaticos, especialidad en China, National Chengchi University, Taiwan
Licenciado en Economia, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima
http://jvoysa.blogspot.com/