Moises Mamani 2Unidos por la protección al delito, fujimoristas y apristas en el Congreso protegieron una vez más al presunto delincuente fujimorista Moisés Mamani, a quien se debería levantar la inmunidad para que sea investigado y procesado por el Poder Judicial por presuntamente haber perpetrado el delito de tocamientos indebidos contra una azafata.
 
El blindaje fue perpetrado una vez más por la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, que decidió enviar al archivo la denuncia con cuatro votos a favor, tres en contra y una abstención
 
Votaron a  favor de proteger a Mamani  Sergio Dávila (Peruanos por el Kambio), Javier Velásquez (Apra), Percy Alcalá y César Segura (Fuerza Popular; los votos en contra, de Marco Arana (Frente Amplio), Oracio Pacori (Nuevo Perú) y César Vásquez (Alianza para el Progreso); y en abstención, Karina Beteta (Fuerza Popular), voto calculado, para las apariencias, sabiendo que con los otros votos a favor el blindaje era seguro.
 
El informe que recomendaba declarar improcedente la denuncia contra Mamani porque no es sobre un delito realizado en el ejercicio de su función, sino uno de delito común.
 
Como pretexto,  el legislador fujimorista César Segura, quien preside la comisión,  alegó  que este caso ya es investigado por el Ministerio Público.
 
El archivamiento se dio pese a que por este mismo caso, el Congreso suspendió a Mamani por 120 días sin goce de haber. El triunfo de hoy de Mamani significa que no se le podrá levantar la inmunidad parlamentaria, es decir, será intocable para el Poder Judicial.
 
La denuncia contra Mamani ante la subcomisión había sido presentada por los congresistas Marisa Glave, Paloma Noceda, Alberto de Belaunde, Indira Huilca y otros.