escolares formacionEsperemos que de eso no se aprovechen los gobiernos de turno para derrochar en consultorías que no sirven para nada
 
El Pleno del Congreso aprobó, con 94 votos a favor, 6 en contra y 15 abstenciones, la segunda votación de la reforma constitucional que plantea el fortalecimiento del sector educación con una inversión anual de no menos del 6 % del producto bruto interno (PBI). Para ello se modificó el artículo 16 de nuestra la Constitución.
 
Se busca impulsar el cierre de brechas de desigualdad social en este derecho consagrado en nuestra Carta Magna y en respuesta a un clamor popular que demanda acceso a educación en condiciones mínimas de calidad.
 
La sustentación del dictamen, que fue aprobado en primera votación con 115 votos el pasado 5 de julio, fue realizada por el congresista Omar Chehade Moya (APP), presidente de la Comisión de Constitución y Reglamento.
 
La fórmula legal señala que “la educación es un derecho humano fundamental que garantiza el desarrollo de la persona y la sociedad, por lo que el Estado invierte anualmente no menos del 6 % del PBI”.
 
“Hoy vemos que el presupuesto del sector educación para el 2019 fue de 4,05 del producto bruto interno. Seguimos aún por debajo de lo tienen países, donde la base de su desarrollo es la educación”, dijo el legislador.
 
Agregó que, en cuanto a la financiación, el problema ya era preocupante antes de la pandemia de la COVID-19 con un déficit de financiación que nos impedía lograr el objetivo de desarrollo sostenible 4, relativo a una educación de calidad.
 
“Nuestras 114 543 escuelas a lo largo y ancho del Perú exigen, hoy, que pongamos fin a sus carencias y resolvamos el problema en infraestructura, su operatividad digital y cerremos esa injusta brecha de desigualdad entre la educación en el sector rural y las zonas urbanas”, puntualizó Chehade.
 
Dijo, además, que, mediante una disposición complementaria y final, se precisa que “el Ministerio de Educación determina las políticas nacionales en materia de educación, deporte y recreación, en concordancia con los planes de desarrollo, la política general del Estado, los criterios de priorización de inversiones del sector educación y el Plan Nacional de Infraestructura Educativa, bajo el criterio de cierre de brechas”.
 
Esperemos que de eso no se aprovechen los gobiernos de turno para derrochar en consultorías que no sirven para nada
El ministerio de Educación mantiene terribles contrastes. Por un lado vemos escuelas cayéndose y alumnos mal atendidos y por otro derroche en consultoría que no sirve para nada o que sirve para envenenar a los menores, como las famosas consultarías para inyectar la ideología de género en los escolares promoviendo la homosexualidad. Además, hay corruptela con un sinnúmero de asesores que brillan por su falta de preparación y sólo son colocados por ser amigos de alguien.