El dictamen que interpreta la cuestión de confianza, aprobado en la Comisión de Constitución del Congreso, transgrede la Constitución y rompe el equilibrio de poderes, señaló el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Aníbal Torres.
 
 

Anibal Torres

 

 
Precisó que el Congreso tiene la facultad de decidir la vacancia del presidente de la República por inconducta moral y tiene la facultad de censurar a ministros sin ningún límite y por el otro lado está la cuestión de confianza que permite al Ejecutivo plantear cuestiones sobre iniciativas legislativas.
 
“Ahora se quiere limitar, eso rompe el equilibrio constitucional. El Congreso debe adecuarse a la Constitución, nadie les ha facultado para que haga una interpretación auténtica, lo que faculta la Constitución, con toda claridad, es a hacer una reforma a la Constitución”, dijo en RPP.
 
Consideró que los miembros de la Comisión de Constitución, que aprobaron por mayoría el dictamen, han incurrido en error, contando con opiniones de algunos constitucionalistas, como sucedió en 1996. 
 
“Es lamentable que el Congreso vuelva a la misma situación del 93 y 96, en que interpretó auténticamente la Constitución para facilitar la tercera reelección de (Alberto) Fujimori, esa decisión determinó que varios congresistas y miembros del JNE terminen la cárcel", recordó.
 
Sostuvo quien puede interpretar en forma auténtica una norma jurídica es la instancia que la ha creado, con una norma de igual jerarquía, en sentido, advirtió que este Congreso no ha creado la Constitución sino una Asamblea Constituyente.
 
“El Congreso está usurpando funciones que no le compete. El Congreso está facultado para interpretar la Constitución observando los procedimientos señalados en el artículo 206. Con esto el Congreso, vía una interpretación, pretende modificar la Constitución, es una trasgresión, una violación a la Constitución”, apuntó.
 
Sostuvo que corresponde a las autoridades que ejercen poder actuar dentro del marco de la Constitución y no transgredir la Carta Magna, de lo contrario se pueden producir afectaciones a la Carta Magna y a la democracia misma.
 
Torres refirió que el Ejecutivo no busca enfrentamientos con ningún poder del Estado.