El recientemente nombrado presidente de PetroPerú Mario Contreras Ibárcena está denunciado por delitos contra la administración pública en la modalidad de concusión en agravio de Petróleos del Perú, esto durante la dictadura fujimorista.

 

Petroperu edificio 3

 

La denuncia por delitos contra la administración pública data del 29 de mayo de 1995. El atestado policial es el 074-95-DPNP-T, detalla Diario Uno.

El 16 de agosto de 1994 el ahora presidente de Petróleos del Perú, habría desconocido un informe de una comisión técnica la que recomendaba no entregar en concesión la limpieza de tuberías de producción de petróleo de 2 pulgadas.

El denunciado la entregó pese a existir un informe donde el mismo Contreras le comunica al gerente general de Petróleos del Perú que no era recomendable dar en concesión a la empresa privada PIPE Service International (PSI).

El precio por la limpieza de cada tubería contratada fue de US$61.00, siendo entonces el precio de mercado era de US$32 a US$29.

La operación fue autorizada por Contreras pese a estar de vacaciones y se tomó a la empresa privada PIPE Service International (PSI) por la suma de US$ 1’466,324.80. Otra empresa, Servicios Petroleros y Conexos (SPC) presupuestóe US$ 786,000 por lo mismo.

Este nuevo funcionario debe ser cambiado de inmediato y el presidente Castillo y su entorno deben indagar mejor el pasado de los candidatos a ser designados en diferentes cargos, con mayor exhaustividad si se trata de altos funcionarios.