Ya resulta nauseabundo tener a un sujeto como Guido Bellido al frente del gabinete, quien no cesa de crear ruido político que afecta al Perú. Esta vez amenazó con plantear cuestión de confianza para defender al ministro Iber Maraví, entornillado en el cargo de ministro de Trabajo.

 

jabali

Bellido se comporta una y otra vez como un jabalí: sucio (no se baña, apesta), irracional, salvaje, agresivo, incapaz de entender de moral, ética ni respeto.

 

Maraví es sospechoso de delitos relacionados con el terrorismo y robo con crueldad, pese a ello, ante la interpelación de mañana en el Congreso, que podría terminar con la censura de Maraví, Bellido amenaza con plantear cuestión de confianza.

“Voy a acompañarlo y de ser necesario vamos a pedir cuestión de confianza, como tiene que ser un Consejo de Ministros donde existe a solidaridad plena porque esto responde a un tema político eminentemente. No hay ningún tema que tenga sustento esta interpelación que están planteando a nuestro ministro. Es un acuerdo para tomar las acciones que corresponden”, dijo Bellido tras la sesión de Consejo de Ministros.

En su incapacidad moral, Bellido alega que a Maraví no lo cuestionan los trabajadores, ni los sindicatos, ni las personas que trabajan desde las 4:00 a.m. “Nosotros no podemos retroceder. Hay un sector político que no está de acuerdo con que un campesino tome las riendas del país, como Pedro Castillo. Tampoco están de acuerdo con los ministros que ha nombrado por facultad de la ley”, añadió, como si fuese normal tener un presunto delincuente terrorista de ministro.