Los congresistas de distintas bancadas parlamentarias pidieron al ministro de Trabajo, Iber Maraví, que renuncie al cargo en aras de mantener la estabilidad política e iniciar un trabajo conjunto con el Congreso para atender las necesidades urgentes que demanda la población.
 
 

Jorge Montoya pleno20210930 18

 

 
“Pedimos a Maraví que renuncie para garantizar la gobernabilidad y estabilidad de su propio Gobierno”, dijo el congresista Eduardo Salhuana (APP); en tanto que Carlos Zeballos Madariaga (AP) afirmó que si el ministro renuncia al cargo se evitará la censura “que le hace daño al país. ¡Basta de estar pechando al Congreso de la República!
 
Por su lado, José Luna Gálvez (PP) hizo votos para trabajar por el país. “Tenemos que trabajar unidos. Hay mucho que hacer. La pandemia nos ha arrasado”, indicó. Su colega de Fuerza Popular, Hernando Guerra García, expresó que “necesitamos generar trabajo, activar la economía, terminar de vacunar a los peruanos, mirar la proyección del país”.
 
Con ello coincidió el congresista Jaime Quito Sarmiento (PL) al subrayar que se requiere un trabajo conjunto entre el Legislativo y el Ejecutivo, pero observó que para ello el Parlamento debe tener claridad en la forma de enfrentar los problemas.
 
“Pediría al presidente Pedro Castillo y al premier Bellido que se pida la cuestión de confianza, porque de esa manera vamos a poner orden y respeto a un Gobierno para que se continúe haciendo este trabajo”, agregó.
 
Así lo señalaron luego de que Maraví respondiera un pliego interpelatorio de siete preguntas por sus presuntos vínculos con el terrorismo durante la sesión plenaria matinal bajo la dirección de la titular del Congreso, María del Carmen Alva.
 
Durante el debate el congresista Waldemar Cerrón Rojas (PL) criticó que la oposición traiga al presente hechos del pasado y que afectó a muchos hogares.
 
“Eso es abrir heridas. El ministro Maraví no tiene antecedentes penales ni judiciales. El Congreso debe voltear la página y trabajar a favor de los peruanos”.
 
Por su parte el congresista Guerra García (FP) observó que en nuestro país no hay trabajo y el ministro viene hablarnos de coincidencias de lugares y fechas vinculadas a hechos terroristas. “¡Pobre hombre¡, le tocó estar en todas estas circunstancias. ¿Qué casualidad?”, preguntó.
 
Agregó que el presidente del Consejo de Ministros está sometiendo al país a un estrés innecesario. “Parecería que el único en el país que puede ser ministro de trabajo es el señor Maraví. El Perú no merece este maltrato”, concluyó.
 
De la misma bancada, Alejandro Aguinaga se dirigió al ministro para decirle que “no se convierta en un elemento toxico en un gabinete. Estoy seguro que sabrá tomar la mejor decisión para que el país salga adelante”. Le pidió que obedezca a Bellido que hace unos días le pidió su renuncia. “No fuerce situaciones que hagan llegar a conflicto”, señaló.
 
“Señor ministro, no le hagamos más daño al país. No sigamos cuestionando su investidura y dé un paso al costado. Estamos haciendo daño al Gobierno del presidente Castillo”, dijo por su parte Carlos Zeballos Madariaga (AP).
 
A su vez, el legislador Salhuana Cavides (APP) observó que, en cualquier estado democrático, una situación que se encuentra corroborada como es el caso del ministro Maraví debería derivar en la renuncia del funcionario.
 
¿En qué escenario político se produce la interpelación?, preguntó el legislador y respondió “en un escenario de confrontación, de una asamblea constituyente, con un recojo de firmas por todo el país mientras el Congreso está sesionando. Todo ello sumado al incremento del precio del dólar que, según el BCR, debería estar en 3.7 soles y hoy está bordeando los 4.20 soles. Es decir, en una situación de incertidumbre”.
 
Para José Williams Zapata (Avanza País), el ministro sí perteneció al Conare-Sutep y se remitió a un documento donde aparece Iber Maraví como secretario “y Conare-Sutep tiene vínculos con Movadef y este, a su vez, con Sendero Luminoso. Todo ello nos lleva a desconfiar”, dijo.
 
Jorge Montoya Manrique (Renovación Popular) opinó que el ministro Maraví no ha satisfecho en lo mínimo los cuestionamientos en su contra. “Por el contrario, los ha reforzado. Debe dar un paso al costado. Este poder del Estado no puede dejar de lado su función de control político. Rechazamos cualquier actitud golpista hacia el Congreso como lo hecho por Bellido en la víspera”, acotó.
 
En tanto, Wilmar Elera García (SP-PM) alertó que el ministro Maraví “está cerca de actos terroristas. Está contaminado con este tipo de actos. Evalúe dar un paso al costado, porque el Perú le va agradecer. Por una persona no podemos estar siempre en una crisis política”, señaló.
 
Isabel Cortez Aguirre (JPP) intervino para señalar que “lo que no quieren ver es que esto no tiene nada que ver con sentimentalismo ni individualismo, sino con colectivismo que es la clase social a la que pertenecemos la clase trabajadora”.
 
Rechazó cualquier intento de desestabilizar el Gobierno.
 
Luna Gálvez (PP) observó que el efecto de la actual inestabilidad que vive el país es la huida de toda pequeña inversión que son las que más generan empleo. “Hay empresas que han cerrado y el desempleo es masivo. Los pueblos no tienen agua, no tiene luz ni pistas ni veredas. Más del 80 % de los trabajadores son informales”, dijo al tiempo de invocar a la unidad para trabajar juntos y enfrentar, por ejemplo, a la pandemia que ante una tercera ola se ha proyectado que podrían morir 63 mil personas.
 
Los legisladores de Perú Libre Silvana Robles, Nivardo Tello Montes y Margot Palacios cerraron filas alrededor del ministro interpelado. “¡Basta de odios!¡Dejen trabajar al ministro!”, dijo Tello, mientras que Palacios le pidió al Ejecutivo que tenga más cuidado al designar a los ministros.