El congresista de Renovación Popular Esdras Medina Minaya presentó un proyecto de ley para dar una segunda oportunidad a las universidades no licenciadas por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), es decir, a las universidades que estafaban a los padres de familia cobrándoles para presuntamente dar una buena formación profesional a sus hijos, pero en realidad eran fábricas de burros titulados.

 

burros escuela

Medina, quien es también titular de la Comisión de Educación, alega que el plazo busca que dichas universidades privadas puedan cumplir con las condiciones básicas de calidad que exige la Sunedu y, de esta manera, permitir a los alumnos afectados continuar con sus estudios y culminarlos.

“Al igual forma como ha sido otorgado a las universidades públicas no licenciadas, mediante el Decreto Supremo N° 016-2019-MINEDU, dentro de los procedimientos y plazos previstos por el marco legal universitario y con el fin de conservar el derecho de igualdad de oportunidades”, argumenta en su proyecto.

El plazo que propone es de dos años, o a 730 días calendario, y que la Sunedu sea la encargada de conducir el proceso de licenciamiento junto a las comisiones técnicas y los diferentes grupos especializados para evaluar el cumplimiento de las condiciones educativas, establecidas en la Ley Universitaria.

Para los intereses de las universidades bamba no fue nada el plazo que les concedió la Sunedu para subsanar sus deficiencias, que fue generoso, pero de las 92 instituciones educativas y dos escuelas de posgrado, 49 no pudieron subsanar las observaciones dentro del plazo. Ahora quieren premio a la incapacidad.