Por su parte, el Ministerio de la Producción adelantó la elaboración de dos hojas de ruta tecnológicas sobre alimentos procesados y proveedores vinculados a la minería.

El Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) está desarrollando programas de doctorado para tener una mayor cantidad de investigadores que puedan acercarse a los procesos productivos y así incorporar capital humano preparado a las empresas, según informó la subdirectora de Innovación y Transferencia Tecnológica de dicha entidad, Ana Sobarzo.

“Es vital la vinculación academia e industria. No se puede hacer ningún proyecto, sino se tiene estudiantes que quieran aprender carreras de innovación”, enfatizó Sobarzo durante la inauguración de la segunda edición del Innovation Day  “Transformar para crecer”, que organiza la Cámara de Comercio de Lima, a través de su Centro de Innovación, Ciencia y Tecnología.

Tras expresar la necesidad de promover y fortalecer a las universidades e institutos de investigación, mostró su preocupación por el valor agregado que se le da a los productos peruanos, señalando que, aunque se cuenta con un Plan Nacional de Competitividad y Productividad (PNCP), Perú se encuentra por debajo de la media de Latinoamérica en temas de innovación

“Hacer innovación es invertir en el futuro. Las empresas que no lo hagan no van a sobrevivir a los cambios que se presentan”, afirmó Sobarzo.

Por su parte, José Armando Hopkins, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Lima, indicó que para crecer y mantenernos competitivos dentro de un mercado globalizado con acelerados adelantos tecnológicos, con crecimientos exponenciales y cambios de paradigma, será necesario tener nuevos conceptos en nuestras organizaciones, volverlas adaptables y flexibles y dotarlas de una mística innovadora en todos nuestros colaboradores. 

“Hasta hace unos años, los negocios crecían a una velocidad lineal, dependiendo principalmente del capital y los recursos invertidos. Sin embargo, actualmente estamos rodeados de “organizaciones exponenciales”, que combinan de manera eficiente el gran torrente de información disponible y lo ponen a disposición del usuario, generando así impactos y crecimientos nunca antes vistos”, resaltó.

Por su parte, Pamela Antonioli, directora de la Dirección de Innovación del Ministerio de la Producción, señaló que se necesita personal capacitado en temas de innovación y cultura de innovación dentro de la sociedad y las empresas, con el fin de que se aceleren estos procesos en todos los ámbitos.

“Debemos de tener un pensamiento estratégico, por ello vamos a elaborar dos hojas de ruta tecnológicas. La primera es sobre alimentos procesados y la otra es de proveedores vinculados a la minería”, subrayó.

La hoja de ruta tecnológica es un documento que describe el plan para lograr objetivos a corto y largo plazo mediante el uso de soluciones tecnológicas.

Antonioli manifestó que la ciencia y la innovación son importantes e imprescindibles para el desarrollo sostenible de cualquier país. “Son muchos los beneficios cuando se incorpora la innovación en los procesos productivos. Por ello, es necesario que crezca la inversión privada en este ámbito, porque es insuficiente”, acotó.