keiko fujimori 6Escrito por: Jose Alejandro Godoy

1. Legado paterno: La candidata sigue llamando “errores” a los crímenes cometidos por su padre, el delincuente Alberto Fujimori, sentenciado por comprar la línea de diarios sensacionalistas y de Cable Canal de Noticias, la entrega de 15 millones de dólares como “CTS” a Vladimiro Montesinos, ordenar la suplantación de un fiscal para sacar los videos de la casa de su exasesor, el espionaje telefónico a miembros de la oposición y periodistas críticos, la compra de congresistas tránsfugas y como autor mediato de asesinato, lesiones graves y secuestro agravado. Y, claro está, en el fujimorismo, siguen ambiguos sobre si buscarán la liberación de su “líder histórico”.

2. Vicepresidente: José Chlimper fue ministro de Agricultura en el último gabinete de Fujimori. No renunció cuando apareció el video Kouri - Montesinos ni cuando se pagó la ilegal “CTS” al exasesor. Asimismo, ha tenido frases infelices en torno a la minería ilegal y contra los trabajadores portuarios. Esta será la persona que reemplace a la señora si es que ocurre algún suceso que implique la vacancia del cargo presidencial.

3. Secretario General: Keiko Fujimori ha empoderado a Joaquín Ramírez, una persona sobre la que existen fundadas sospechas sobre el origen de su patrimonio, a tal punto que la Fiscalía de Lavado de Activos investiga el origen de su fortuna y la DEA lo investiga a él y a su familia en vinculación con un caso sonado de narcotráfico. Los dos locales centrales de Fuerza Popular le pertenecen.

4. Congreso: No solo tiene una mayoría de 73 congresistas, harto peligrosa si concentra dos poderes del Estado, sino que la trayectoria de varios de ellos tiene ya páginas judiciales y penales, así como potenciales conflictos de intereses con empresas a las que pertenecen o han defendido.

5. Minería ilegal: No solo trae a Hernando de Soto - especialista en ser la Ña Pancha de varias satrapías, incluyendo la fujimorista - sino que propone derogar la política de formalización actual, minimiza la trata de personas alrededor de los campamentos ilegales en Madre de Dios (y otras zonas del país) y, en suma, no hace una propuesta seria sobre la materia.

6. Narcotráfico: Además de las investigaciones por el caso Ramírez, su plan de gobierno no propone una política seria contra este flagelo, ni siquiera en el plano estrictamente policial. Cabe recordarse, además, los casos “narcoavión”, “narcobuque” y las conexiones de Montesinos con el narcotráfico.

7. Estudios: Si bien este caso no la mandará a prisión por haber prescrito los delitos, resulta cierto que la candidata no ha podido explicar solventemente como se financiaron sus estudios universitarios (y los de sus hermanos) en Estados Unidos, con un padre que solo ganaba, por confesión propia, 2000 soles mensuales.

8. Mentiras: Desde 1990, cuando su padre faltó tantas veces a la verdad, nunca se vio a un postulante presidencial mentir tanto en un debate presidencial. Otra de las mentiras que señaló es que, bajo la dirección fujimorista, la Comisión de Pueblos Indígenas aprobó la Ley de Consulta Previa. No solo ello es falso, sino que el trabajo de la Comisión mencionada ha sido bastante pobre.

9. LGTBI: Keiko Fujimori no se desdijo solo de su apoyo a la Unión Civil, sino que, además, firmó un compromiso con los pastores evangélicos más homofóbicos que hayamos visto en los últimos tiempos.

10. Seguridad: Su plan no solo es efectista, al proponer medidas como el retorno al sistema 24 x 24 y la declaratoria de Estado de Emergencia en Lima, sino que olvida el principal problema: una reforma policial a fondo y en serio, que reduzca al mínimo las conexiones entre oficiales y suboficiales con la delincuencia y la corrupción. Tampoco toca medidas preventivas indispensables.

11. Esterilizaciones forzadas: No solo el fujimorismo sigue negando este aberrante crimen contra cientos de mujeres en el país, sino que no propone en su plan de gobierno una política de reparaciones a ciudadanas que se vieron fuertemente vulneradas por una política de Estado emprendida por el padre de la postulante presidencial.

12. Cultura: Un plan paupérrimo, circunscrito a los aspectos patrimoniales y que solo menciona a nuestros sitios arqueológicos prehispánicos. Todo ello resulta congruente con el menosprecio a la intelectualidad y la academia que denotan varios de los representantes de Fuerza Popular.

13. Financiamiento de su campaña. Existen sospechas fundadas sobre el financiamiento de la campaña, traducida en cocteles inexplicables y off shore para aportes. A ello se suman las investigaciones sobre el patrimonio de Joaquín Ramírez ylas empresas vinculadas a la familia Yoshiyama, expuestas a partir del caso Panamá Papers.

14. Signos de terror: El uso de reservistas y de “fujitrolls” son un signo de lo que puede venirse en términos de hostigamiento a opositores y personas que discrepen con las políticas de la señora Fujimori y su partido. A ello se suma lo ocurrido en Arequipa hace algunos meses, cuando apareció un video donde su propio estado mayor -Ana Vega, Pier Figari y Joaquín Ramirez- se bate a insul­tos, acusa de senderis­tas a los manifestantes y obstaculiza el trabajo de la prensa. ¿Esa es la imagen renovada que dicen representar?

15. Libertad de expresión: Es conocido que la señora Fujimori no brinda entrevistas a programas televisivos que le son incómodos, como el espacio de Juliana Oxenford en RPP y Cuarto Poder, de América Television. Asimismo, es conocido que La República y Hildebrandt en sus Trece no tienen las mismas facilidades que sus colegas para cubrir las actividades de la postulante de Fuerza Popular. ¿Señal de lo que se viene?

16. Reforma política: Que Fuerza Popular no proponga reformas sobre esta materia no nos sorprende. Su vocación no es precisamente pro institucional.

17. Fuerzas Armadas: Si bien Fuerza Popular ha tenido coqueteos con el voto castrense, esta vez su plan pasa por tres medidas meramente declarativas, sin mayores precisiones sobre cómo van a mejorar la inteligencia, implementar el sistema de movilización y reserva (por ejemplo, ¿cómo lo van a compatibilizar con el servicio militar? ¿cómo dar mayores oportunidades a los actuales reservistas?) y mejorar los salarios y bienestar de las FFAA (sí, el mismo partido que saqueó la Caja Militar Policial).

18. Familia prófuga: Keiko Fujimori no hará el más mínimo esfuerzo por aclarar la situación legal de sus tíos, prófugos de la justicia peruana por varios casos de corrupción, más aún cuando se han acogido a la nacionalidad japonesa para evitar cualquier proceso de extradición.

19. Huecos en el plan sobre derechos humanos y lucha contra la corrupción: En materia de derechos humanos, Keiko propuso dar mayores reparaciones a militares y policias víctimas del periodo de violencia 1980 - 2000, pero rápidamente el Consejo de Reparaciones le enmendó la plana diciendo que ya venían siendo reparados. En lo que se refiere a personas con discapacidad, dijo que iba a reglamentar la ley sobre este grupo de ciudadanos, pero ya tiene reglamento desde el año pasado. También dijo que entregaría pensiones de invalidez total a personas de escasos recursos, pero esto ya lo viene haciendo el actual gobierno desde 2015. Finalmente, en materia de lucha contra la corrupción, ha propuesto que el titular de la Procuraduría Anticorrupción sea nombrado por el Consejo Nacional de la Magistratura, en momento en que existe un importante consenso en que esta última institución necesita una reforma a gritos.

20. El trato a su madre: Susana Higuchi ha sido utilizada en esta campaña electoral como sinónimo de unión familiar. Cuestión más falsa que cachetada de payaso, ya que hace dos domingos nos enteramos que sus hermanos Kenji y Sachie declararon en contra de ella en el juicio de extradición por presuntas torturas ordenadas por el autócrata.

Saquen ustedes sus propias conclusiones