Por David Auris Villegas* 

A pesar de una batería de leyes cada vez más enérgicas en nuestro país, seis mujeres fueron liquidadas por las manos del hombre, cinco de ellas por “sus parejas” en los últimos 13 días del año y, según estudios, solamente el 27% de maltratos físicos son denunciados, amén de los maltratos sicológicos, probablemente a causa del síndrome de Estocolmo, temor o dependencia crónica hacia sus verdugos.

Por Herbert Mujica Rojas

Hay hechos concretos que requieren de la administración de la Superintendencia Nacional de Migraciones, a cargo de su Gerente General, Roxana del Aguila, esclarecimiento perentorio. ¿Para qué se adquieren terrenos con precio elevado y, en el caso del Ovalo Gutiérrez, por qué se paga alquiler cuando ese local fue convenio con la Municipalidad de Miraflores?

Por Raúl Allain (*)

En el Perú no existe una política definida contra el feminicidio. Las cifras son alarmantes. Durante el año 2018, se registraron 132 casos de mujeres asesinadas por sus propios esposos, convivientes o parejas. 

Por Mg. CPCC Luis Alberto Latínez Carpio*

Están prescribiendo o están por prescribir denuncias por actos de corrupción. Si prescriben (vencen) denuncias por actos de corrupción, significa que ya no se les puede investigar y menos sancionar.

Por Mg CPCC Luis Alberto Latìnez Carpio*

Los casos de corrupción por los cuales está siendo investigado Pedro Pablo Kuczynski están por prescribir, es decir ya no podrá investigarse ni sancionarse.

Kuczynski está siendo investigado por los siguientes casos:

- Tenaris-Techint que prescribe el 22-01-19
- Aportes de campaña que prescribe el 3-02-19
- Westfield Capital que prescribe el 6-04-19

Por Dante Ramos de Rosas (*)

Nacieron en provincias. Uno del norte. Otro del sur. Las iniciales de sus apellidos paternos coinciden. En la V. Uno es Velasco. Militar. El otro es Vizcarra. Civil. Ninguno de ellos se propuso llegar a ser presidente pero llegaron producto de vicisitudes políticas.

Por Herbert Mujica Rojas

La magra soledad del impresentable fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, dibuja la vergonzosa y tremebunda derrota de las mafias que medran en y alrededor del Estado. El peón bobo y obediente terminó achicharrado y de seguro, en no mucho tiempo, preso. Las gavillas de opinantes, difamadores metidos a “periodistas” y rentados para distraer con banalidades y pretextos, han vuelto a su natural ridiculez que no admite disimulo.

Hace unos días, desde una cuenta en Facebook –usada como fachada por una extinta revista de cuyo nombre no quiero acordarme– fui insultado, calumniado y difamado. Siguiendo esa oscura consigna de lanzar la piedra y esconder la mano, unos pseudoperiodistas atentaron contra mi honor y mi dignidad personal, solamente para ridiculizar mi columna semanal en el diario Expreso.

Por Alfredo Palacios Dongo

Como para que pase desapercibida la grave realidad sobre drogas en nuestro país, faltando solo tres días para la navidad fue publicado el último Monitoreo de Cultivos de Coca -diciembre 2018 por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) conjuntamente con Devida (normalmente es publicado meses antes), el cual obviamente pasó inadvertido y no pudo ser analizado. La mayoría de datos clave registrados de 2017 aumentaron respecto al año anterior, entre ellos, el área de cultivos 49,900 (+14%) con incremento continuo los últimos 3 años, también aumentó la producción de hoja seca 117,292 TM (+11%) principal insumo para producción de cocaína cuyo valor de producción alcanza US$ 399 millones (+22%), contrariamente lo que disminuyó fue la erradicación de cultivos registrando 25,784 ha (-14%)La incautación de pasta básica (15.3 TM) y clorhidrato de cocaína (21.4 TM) es irrisoria comparada a la producción que sale al exterior y aunque no se cuenta con cifras oficiales desde hace 10 años (la última fue de 302 TM)  se calcula que podría llegar hasta 500 TM) los monitoreos desde 2008 repiten que no cuentan con el factor actualizado de conversión coca-cocaína, lo cual es inaudito.

Cultivos de coca aumentan, como este en fase productiva