Prisas, encuestas y de rodillas en Torre Tagle

Por Herbert Mujica Rojas

En uno de los párrafos de la Circular que, sin fecha ni firma, transmitida por José García Belaunde a todos sus colegas de Cancillería, se lee: "En momentos que la Comisión inicia, con una nueva conformación, sus labores del presente período legislativo, he creído conveniente conocer la opinión de los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre aquellas modificaciones en debate". Con dicho propósito se envió una encuesta que debió ser absuelta y devuelta a más tardar el 31 de agosto a las 12 horas de Lima. Si se trata de prisas, pareciera que alguien las tiene por ponerse de hinojos ante el nuevo líder de la Comisión congresal que preside Santiago Fujimori Fujimori. Como ocurriera años atrás: ¡la diplomacia de rodillas!

5 años del informe de la CVR



Hatun Willakuy

Por Gustavo Espinoza M. (*)

Hatun Willakuy es una expresión quechua que se traduce como "el gran relato".

Fue ese el nombre que puso la Comisión de Verdad y Reconciliación creada el 2001 en el Perú por el gobierno transitorio de Valentín Panigua, a la versión abreviada del Informe que entregó a las 12 y 40 del día 28 de agosto del 2003 -hace exactamente cinco años- al entonces Presidente Alejandro Toledo en Palacio de Gobierno.

Recordando el parcializado informe de la CVR

Por Alfredo Palacios Dongo, Expreso, 30,08.08

 El jueves 28 se cumplieron cinco años de la presentación del controvertido y parcializado "Informe Final" de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), el cual fundamentalmente se concentró en lograr el juzgamiento de los miembros de las FF. AA. que combatieron a los delincuentes terroristas durante las dos últimas décadas, en cumplimiento del deber y en defensa de la Patria.

La geopolítica de un descerebrado

por Herbert Mujica Rojas

 Preguntado el canciller José García Belaunde por expresiones vertidas por el embajador Manuel Rodríguez Cuadros y con la precisión fina, dilecta, cuasi de albañal que se aprende en Torre Tagle, aquél cantó aparentes sinverguencerías, inconductas y demás temas que tendrá que aclarar el cusqueño. ¿Y qué dijo García sobre los temas de fondo, acerca de la complicidad silenciosa, la falta de idoneidad frente a maniobras clarísimas como aquella que convirtió a Javier Velásquez, presidente del Establo en el nuevo Fabián Novak condecorado por los del sur y siempre engriendo a los frívolos y veleidosos que se dejan premiar?: ¡nada de nada!

Rosa María Palacios, defensora de Verónica Zavala


La inefable Rosa María Palacios, en otro más de sus desvaríos, calificó de 'honradísima" y defendió por televisión y prensa escrita a la ministra de Transportes, Verónica Zavala, tan conocida por su extraña protección a la chilena Lan

Premios y porotos

por Herbert Mujica Rojas


¿Se dieron cuenta cómo la Agencia Noticiosa Andina, esa que torpedea el Tratado de 1929, invocado en el primer artículo de la demanda del Perú sobre delimitación marítima con Chile ante la Corte Internacional de Justicia y casi toda la prensa limeña, veleidosa, pizpireta, cómplice, tumultuosa en sus mentiras y monocorde en sus mudeces, calla, baja el tono, disimula, casi no menciona la condecoración de que fue objeto el señor Javier Velásquez Quesquén, presidente del Congreso, a cargo de Adolfo Zaldívar, en nombre del Senado de Chile? Pedirle a Velásquez que recordara que mañana 28 se cumple el 79 aniversario de la reincorporación de la Ciudad Heroica Tacna a la heredad nacional, parece un hecho fuera de cualquier horizonte cultural o histórico. ¡Otro Fabián Novak, de sur sobre el norte, reiterando el impulso taimado, acaba de brotar entre premios y porotos, ahora en el Establo de la Plaza Bolívar!

Impunidad y seguridad ciudadana, ¿quiénes son culpables?

Escena. Un joven trabajador del distrito limeño de Villa Maria del Triunfo camina cerca de su casa cuando se le acerca un individuo que le pide cinco soles; el muchacho se niega a dar el dinero, y el otro retrocede un poco, saca de su bolsillo un revólver y se lo muestra como amenaza. En ese momento aparecen dos cómplices, que proceden a atacar con machete al joven trabajador. Los delincuentes lo dan por muerto y se van. Pero no ha muerto, es llevado a tiempo y le salvan la vida. Llega a reconocer a los agresores y con esta información la policía captura a los dos que lo atacaron con machete. Los rateros pasan al juez, quien los pone en libertad y decreta mandato de comparecencia, no orden de detención. Por tanto, los malhechores sólo tendrán que ir a firmar una vez al mes y hacerse presentes en el juzgado cada vez que los llamen.

¿Cifras, números, guarismos, sólo eso es Perú?

por Herbert Mujica Rojas


La insolencia vendepatria de los tecnócratas sólo acierta a dar estadísticas, números, guarismos, cifras que, según ellos, grafican cómo crece el Perú. ¡Jamás hay estimaciones de cómo es más esclavo el país, vía los contratos de estabilidad jurídica a esquemas o matrices que no cambian sino para algunos, los más bobos! ¿Por causa de qué hay que exportar gas si el suministro interno ni siquiera está asegurado? ¿qué dicen los partidos políticos? Vale la pena decir que esa categoría sociológica no existe aquí, sólo poseemos clubes electorales. A la verborragia numerológica, nuestros políticos de juguete no oponen planteamientos, doctrinas, estructuras ideológicas.

Superando la cincuentena

por Herbert Mujica Rojas

Cruzar las cinco décadas y superarlas en un año es asunto que ocurre sólo una vez. De puro simple el palurdo dirá que esto es lugar común, no obstante que no es quien celebra sino otro. De algún modo constituye la chance de mirar atrás pero, sobre todo, es el acicate retador para otear el horizonte y definir ambiciones, bruñir expectativas, concretar sueños. Y la premisa fundamental es que uno es apenas un modestísimo obrero transcriptor de informaciones y conocimientos, un soldado que tiene muy claro que la sabiduría encerrada representa un genuino crimen. Un país con lumbreras que sólo proyectan el haz de luz a sus avenidas es como la oscuridad hambrienta que atrapa en sus sombras y yugula cualquier porvenir.

De la selva su lucha


Por Gustavo Espinoza M. (*)

Resulta mejor usar el pintoresco modo de cambiar el orden de las palabras —como ocurre en el hablar de nuestros compatriotas de la selva— para entender más la naturaleza del conflicto social que —en una primera etapa— acaba de concluir en la Amazonía con una vigorosa victoria de la población y una contundente derrota del presidente García.