Injusticia contra los uniformados

Por  SOS PNP (r) Víctor A. Vega Meléndez

Señores, apoyemos las luchas por nuestros irrenunciables derechos sociales como son pensiones y remuneraciones dignas en las FF. AA. y PNP. ¡Basta de mentiras, basta de engaños, basta de humillación y maltratos, basta de esperas e indiferencia! El presidente de la República, los congresistas, los ministros, los generales, reconocen e informan a la opinión pública que las remuneraciones y pensiones del personal de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú deben de sincerarse y es porque hace más de 20 años con una serie de tinterilladas y mentiras nuestras pensiones y remuneraciones se han pulverizado al antojo de los gobernantes corruptos y de serviles de turno que sólo ven sus intereses personales y nadie, absolutamente nadie, realiza algo por reivindicarnos. Así, tenemos una serie de conceptos remunerativos, remuneración básica menor que un sol, remuneraciones principales, remuneraciones no pensionables, etc.; y toda esta mentira es para no pagarnos lo justo, así nos estafan pagándonos irrisorias compensaciones de tiempo de servicio (CTS), irrisorios beneficios por luto, sepelio, etc., pagos incompletos de beneficio de retiro, pensiones disminuidas.

Recluta violada: ¿qué pasó con las capacitaciones?


Cuando se conoció la violación de la cadete FAP Diana Bazán, a fines de abril la Defensoría del Pueblo anunció que capacitaría a las FF. AA. para evitar estos casos, para lo cual ambas instituciones firmaron un convenio.

por Marco Antonio Flores Villanueva,

desde Boston, USA

Con el nombramiento de Carlos Arana en FONCODES, institución que articula nada menos que los programas sociales del gobierno, el aparato político de Agustín Mantilla cobra una cuota de poder importante a Alan García, no solamente en las esferas del Ejecutivo sino, lo que resulta más trascendente para el planeado regreso formal de Mantilla, en el interior del PAP.

Por Vicealmierante (r) Alfredo Palacios Dongo, Ex Comandante General de la Marina

Desde la década de los 80 y hasta inicios de los 90, los peruanos fuimos testigos del accionar terrorista de una lacra violentista, criminal y repudiable, que tuvo en jaque por más de 10 años al gobierno peruano y mantuvo más del 70% del territorio nacional "liberado". Destruyeron mucha infraestructura del Estado y privada dinamitando fábricas y torres de alta tensión dejando muchas ciudades a oscuras. Esto no solo produjo una negativa repercusión directa en la economía nacional, sino que además atentó contra la población civil ocasionando la muerte de miles de peruanos, entre políticos, jueces, empresarios, campesinos en la Sierra, además de militares y policías.

¡Descentralización cerebral!


por Herbert Mujica Rojas


En la capital donde el aire de complicidad servil y silencio generalizado, oro y esclavos y en que hasta la "gripe se acojuda" al decir del viejo burgomaestre abunda y envilece, están todas las instituciones del Estado, desde los ministerios, guarida de burócratas dinásticos (los bisnietos aún trabajan allí), pasando por el Establo de la Plaza Bolívar y la casa de gobierno donde dicen administrar episódicamente el poder real que obsequian otros y sin olvidar la casona del jirón Ucayali, Cancillería, escenario en que se han fraguado las más grandes derrotas y cesiones vergonzosas de territorio, soberanía y dignidad. Las leyes descentralistas no pueden romper la hegemonía limeña porque éstas contienen la triquiñuela pícara que nadie quiere dejar la metrópoli porque aquí están los negociados, los contratos o concesiones con nombre propio y dedicatoria y por la simple, como palurda razón, si es razón, que la generación del billete tramposo que enriquece obedece al viejo adagio: el ojo del amo engorda al caballo.

¿Embajador o publicista-peón de los del sur?

Hugo Otero
Por Herbert Mujica Rojas

"La migración peruana ha instalado en el imaginario chileno la impronta de nuestra cultura, de nuestras comidas, nuestra música, nuestra forma de hablar. Ha creado una idea positiva del Perú que motiva a miles de chilenos a visitar nuestro país para conocerlo mejor. Nuestros migrantes debían ser considerados nuestros mejores promotores de imagen en Chile", afirmó el señor Hugo Otero (¿embajador o publicista-peón de los del sur?) en entrevista exclusiva para la agencia noticiosa Andina desde Santiago.

Escaramuza Bambarén-Cipriani por derechos humanos

En un nuevo episodio de los habituales duelos entre el obispo emérito de Chimbote, Luis Bambarén y el cardenal Juan Luis Cipriani, Bambarén pidió a Cipriani que calle sobre los derechos humanos.

Prisas, encuestas y de rodillas en Torre Tagle

Por Herbert Mujica Rojas

En uno de los párrafos de la Circular que, sin fecha ni firma, transmitida por José García Belaunde a todos sus colegas de Cancillería, se lee: "En momentos que la Comisión inicia, con una nueva conformación, sus labores del presente período legislativo, he creído conveniente conocer la opinión de los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre aquellas modificaciones en debate". Con dicho propósito se envió una encuesta que debió ser absuelta y devuelta a más tardar el 31 de agosto a las 12 horas de Lima. Si se trata de prisas, pareciera que alguien las tiene por ponerse de hinojos ante el nuevo líder de la Comisión congresal que preside Santiago Fujimori Fujimori. Como ocurriera años atrás: ¡la diplomacia de rodillas!

5 años del informe de la CVR



Hatun Willakuy

Por Gustavo Espinoza M. (*)

Hatun Willakuy es una expresión quechua que se traduce como "el gran relato".

Fue ese el nombre que puso la Comisión de Verdad y Reconciliación creada el 2001 en el Perú por el gobierno transitorio de Valentín Panigua, a la versión abreviada del Informe que entregó a las 12 y 40 del día 28 de agosto del 2003 -hace exactamente cinco años- al entonces Presidente Alejandro Toledo en Palacio de Gobierno.

Recordando el parcializado informe de la CVR

Por Alfredo Palacios Dongo, Expreso, 30,08.08

 El jueves 28 se cumplieron cinco años de la presentación del controvertido y parcializado "Informe Final" de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), el cual fundamentalmente se concentró en lograr el juzgamiento de los miembros de las FF. AA. que combatieron a los delincuentes terroristas durante las dos últimas décadas, en cumplimiento del deber y en defensa de la Patria.