Chileno sorprendido

Santiago, 19 de julio de 2008.

Señor Director :
Con sorpresa y desazón me enteré de vuestra existencia al llegarme su publicación del día de hoy.
Primero que nada quiero ser enfático en declarar que estas breves líneas las escribo de mutuo propio, sin presión de ningún tipo, no soy ni he sido funcionario publico, (con uniforme o sin el...) y a riesgo que parezca sarcasmo tampoco me pagan "como al entrevistador del canal del 'imperio'...
Desde mi modesto punto de vista, y como gran perjudicado junto a millones de otros chilenos, por el actual gobierno y el anterior del Sr. Lagos, ambos que posando de socialistas NO tienen ni tuvieron nada de nuestra ideología y solo la predican para aparentar su "pos-modernismo" y empatizar con algunos países europeos, creo de justicia y lógica decir lo siguiente:

Un flaco favor hace al Perú y a su pueblo, el autor de la Crónica denominada “Mucho gusto”, en los adjetivos 'descalificativos' con que abunda su diatriba antichilena de 6 de mayo y de hoy 19 de julio, por mucho que la dirija hacia sus gobernantes.

El redactor debiera saber que, por ejemplo el video de LAN que refiere era de una línea aérea totalmente privada, propiedad de unos de los candidatos presidenciales de la oligarquía, y en su poder desde la dictadura militar, y a saber de la situación del video, el gobierno de entonces "sugirió" retirarla. En honor a la verdad hay que decir cuatro cosas: a) Como gobierno no podía hacer otra cosa. b) El video fue presentado en todos los canales chilenos cuando ocurrió la noticia. c) A decir de varios amigos peruanos, 'exiliados económicos' de su país, y a mi parecer no contenía nada grave ni ofensivo como quiere plantearlo el cronista, y d) El dueño de LAN es el candidato y lamentablemente el con mas posibilidades de convertirse en Presidente de Chile en el 2010... Por lo demás vuestro presidente lo recibe con pompa y honores junto a sus ministros...me refiero a Sebastian Piñera Echenique. Moraleja: Cada país se dá el gobierno que se merece y tanto ustedes y nosotros no somos la excepción...

En relación a las "apropiaciones indebidas" debo recordar que todas las "apropiaciones" son indebidas, de ahí su nombre... Debiera recordarse partiendo por las territoriales que esas fueron producto de una larga y sangrienta guerra no propiciada por nuestros pueblos, sino que por las oligarquías gobernantes desde mucho antes y hasta ahora en toda America Latina. Guerra que en el caso de Chile mayoritariamente enriqueció a un ingles de nombre John Thomas North. Luego de finalizada esa odiosa guerra, la oligarquía dominante en Chile entregó a la Argentina territorios del sur equivalentes a casi el mismo tamaño que ya tenia el país atlántico y que comprende las pampas, también llamadas "granero del mundo", como lo señala el cronista...

Respecto de productos originarios de aquí o de allá, solo debo recordar al articulista, que científicamente no esta comprobado su origen. Salvo que provienen de America. (Y es lo que se sabe hasta ahora…).

Creo que la argumentación denostante del columnista se debe solamente a su desconocimiento sociológico e histórico de nuestras realidades mutuas. Aprovecho de recordar a usted señor director, que los "chauvinismos" trasnochados son mas típicos de regimenes oprobiosos y catastróficos que ha tenido la humanidad como el fascismo y nazismo a los que también alude el cronista.

Tenga Ud. y su equipo un sincero saludo, y sepa que aun quedamos chilenos pensantes y no monigotes del consumismo propiciado por el Gran Imperio, y tampoco xenófobos nacionalistas que de ser así, impedirían el desenvolvimiento y vida normal de casi 100.000 amigos peruanos que trabajan y tratan de progresar acá en Chile.

P.S.: Leí su “Principios” del 3 de diciembre del 2006, y como “misión” me parece interesante, salvo si se llevaran a un nivel de intolerancia dogmática.

Cordialmente, Taranaki Egzale,
Lic. en Publicidad y Comunicaciones, Universidad de Santiago de Chile.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Nota.- Se refiere al artículo: Chile: “Mucho Gusto” con el delirio

 

Estimado señor Taranaki:

Nada hay de ofensivo en la nota que mencionas. Simplemente se emplean las palabras apropiadas para describir la continua ansia chilena de apoderarse de lo ajeno, afán que, por cierto, no terminó cuando Chile usurpó todo el litoral boliviano y la costa peruana que comprende Arica, Pisagua e Iquique. Eso no los conformó y han seguido con otras cosas.

Es innegable que los ingleses cumplieron un papel en la guerra de 1879-1883 azuzando el conflicto y obteniendo beneficios de él; eso es verdad. Pero es igualmente cierto —y hay documentación para probarlo— que desde antes de la guerra se fomentaba en Chile un estado de ánimo adverso al Perú y Bolivia, campaña que encontró oídos receptivos en el pueblo chileno. Suponemos que tú no aceptas que el pueblo chileno era una retahíla de idiotas o tontos que se lanzaron a la guerra de rapiña manipulados por los ingleses; no, señor, eran gente del pueblo conciente de lo que hacía, que sabía y comprendía que iba a apoderarse de lo ajeno (territorios de Bolivia y del Perú). Entiéndase que hablamos del pueblo chileno y no de la clase dirigente, cuyo papel ya es conocido. Eso de la manipulación inglesa ya es una patraña gastada.

Te extendemos la invitación formulada a otros lectores chilenos: demuestren que Bolivia y el Perú estaban en condiciones de atacar militarmente a Chile y que lo hicieron en 1879. La tarea consiste en que la historiografía chilena documente lo siguiente:

a) la guerra de 1879-1883 no ocurrió, es un invento de bolivianos y peruanos;
b) Chile nunca se apoderó del litoral boliviano y, por tanto, Bolivia conserva intacto su litoral y ejerce activo comercio en sus puertos soberanos;
c) Bolivia y el Perú se armaron durante 20 años para apoderarse del salitre y del guano de las islas de Chile;
d) Bolivia y el Perú, teniendo superior equipamiento bélico, atacaron militarmente a Chile, invadieron territorio chileno hasta la ciudad de…, y Chile desalojó a los invasores peruano-bolivianos;
e) Chile, al no tener límites con el Perú, nunca lo invadió, y es falso que los territorios peruanos de Iquique, Pisagua, Tarapacá y Arica son usurpados por Chile (¡tremenda mentira!); dichos territorios continúan en poder del Perú porque Chile, país respetuoso de las fronteras internacionales, nunca robó ningún territorio peruano;
f) La cancillería y los historiadores chilenos tienen abundancia de documentos militares peruano-bolivianos que confirman la invasión emprendida por peruanos y bolivianos contra Chile y que provocaron el justiciero contraataque chileno.

Con sólo demostrar esto, tus paisanos historiadores dejarán en claro que lo que hoy sostienen bolivianos y peruanos son historias falsas y argumentos mentirosos.

En cuanto a que cada país tiene los gobernantes que merece es cierto: en el Perú ha habido gobernantes sin criterio que no entendieron el peligro fatal que representa Chile; y en Chile han tenido gobernantes rateros que organizaron el robo territorial y otros recontrarrateros que mantienen hasta el día de hoy la usurpación de territorio boliviano y peruano.

No somos chauvinistas, no queremos guerra, no creemos que somos mejores que otros ni los odiamos; simplemente alertamos al pueblo peruano del peligro permanente que representa Chile. El hecho de que a resultas del robo territorial de 1879-1883 seamos a la fuerza vecinos con Uds. no significa que eso nos agrade, nadie desea la vecindad de ladrones; consecuentemente, pensamos que lo mejor es que cada país enfrente su futuro separadamente; nadie desea acá comerciar con Chile ni quiere que la aviación chilena utilice cielo peruano y aeropuertos peruanos, ni que los barcos chilenos utilicen el mar peruano ni queremos venderles gas. Cada uno de nosotros debe comerciar con otros países, comercien Uds. con Asia, con EE. UU., con Europa, pero no incurran en la sinvergüencería de querer hacer comercio con Argentina, Bolivia y el Perú, porque por las usurpaciones territoriales que Uds. han cometido, son mal vistos en el vecindario, son la oveja pestilente del rebaño. Ustedes chilenos no deben enojarse por simples palabras que les parecen denostantes cuando se les acusa de apropiarse del pisco o de decir que la papa se originó en Chile, aguanten, asimilen; estas denuncias son minucias si tenemos en cuenta el enorme robo territorial que realizó Chile en la guerra de 1879-1883. Con mucha humildad, nosotros ponemos nuestro granito de arena para acrecentar la fama de Chile en todo el mundo.

En cuanto a Lan, es cierto que se trata de una empresa privada, pero nadie puede negar que sólo refleja el deseo de muchos chilenos, que es el juego sucio de tratar de destacar a fuerza de denigrar a sus vecinos.

En cuanto a dogma, no hay tal dogma, nos sujetamos a valores y verdades, las cuales ciertos medios prefieren callar en aras de una mal entendida amistad. No nos interesa la amistad de un país con amplio prontuario histórico y actual como el de ustedes, ni necesitamos ocultar verdades.

Por último, son falaces tus palabras acerca de que sólo se pueden probar especies originarias de América y no de lugares específicos. La ciencia una y mil veces ha probado el sustento de las especies en microclimas, como los tiene el Perú en abundancia y que lo hacen uno de los países más ricos en biodiversidad. Es ridículo lo que dices, por poco no afirmas que sería correcto decir que el otorongo, la anaconda o el guacamayo o la palma aceitera son originarios de Chile. Te recomendamos te informes con fuentes serias y científicas, tal vez puedas ser uno de los pocos chilenos que escape de la propaganda mentirosa de tu gobierno.