Hoy 18 de julio, fecha en la que la Asociación de Exportadores (ADEX) cumple 46 años de vida institucional, su presidente, Erik Fischer Llanos, renovó el compromiso del gremio empresarial de seguir apoyando la recuperación del país para ayudar a reducir la pobreza y generar empleo y polos de desarrollo descentralizados a través de las exportaciones.

oficina ADEX 2018

En ese sentido, solicitó a las autoridades crear las condiciones que garanticen la fluidez de las inversiones, así como la pronta implementación de políticas en el marco del Plan Nacional de Competitividad y Productividad.

También mencionó las Mesas Ejecutivas Sectoriales en las que se buscan superar las barreras que impiden el despegue de las actividades productivas. Acotó que son el instrumento más eficaz para agilizar la gestión del gobierno de manera transparente y oficial. “Estamos participando activamente en las mesas forestal, acuícola, agraria, innovación, economía digital, tránsito y movilidad urbana, entre otras”, comentó.

Fischer refirió que la ADEX se caracteriza por formular propuestas de desarrollo innovador y que todas sus acciones tienen como fin potenciar el desarrollo del comercio exterior peruano, para lo cual busca contribuir con la competitividad de las empresas y ayudar al desarrollo de una oferta exportable.

Haciendo historia

Fue un 18 de julio de 1973 cuando un grupo de empresarios visionarios, convencidos de que las exportaciones serían el motor que impulsaría la recuperación de la economía, crearon ADEX. Ese año las exportaciones totales sumaron US$ 1,112 millones y ayudaron a crear alrededor de 880 mil empleos entre directos, indirectos e inducidos.

El año pasado los despachos presentaron el monto más alto de toda su historia US$ 47 mil 956 millones y ayudaron a crear cerca de 3 millones 300 mil empleos, llevando bienestar a regiones como Piura, Ica, La Libertad, Lambayeque, Arequipa y Lima, entre otras.

Fischer resaltó el papel de las agroexportaciones no tradicionales que pasaron de US$ 25 millones (1973) a US$ 5,894 millones (2018) gracias a su marco legal vigente (Ley 27360) que permite desarrollar esa actividad generadora de empleo, por lo que calificó como vital su permanencia en el tiempo.