El resultado de las exportaciones en el primer semestre evidencia una vez más la necesidad de un trabajo público-privado a fin de hacer más competitiva la oferta con valor agregado para no depender de las materias primas. La Asociación de Exportadores (ADEX) informó que los despachos sumaron US$ 21 mil 856 millones 189 mil, lo que representó una caída de -8.8%.

El presidente del gremio empresarial, Erik Fischer Llanos, expresó su preocupación por las cifras y recordó que Perú necesita crecer a más de 5% al año para reducir la pobreza. “El contexto interno y externo es complicado. Se necesita encender el motor de la inversión y de los envíos no tradicionales que soportan mejor los periodos de crisis”, enfatizó.

Consideró importante mantener los mecanismos promotores en los que se sustenta el desarrollo de los productos con valor agregado  (Ley N° 22342, Ley N° 27360 y su extensión a otros sectores)  y acelerar la ejecución del Plan Nacional de Competitividad y Productividad, así como la restitución del Drawback a 5%.

“El gran desafío es ver cómo esas políticas se traducen en soluciones efectivas para los diferentes rubros, entendiendo que cada uno tiene sus propios problemas de competitividad y obstáculos”, acotó.

Exportaciones primarias

ADEX detalló que en el primer semestre del año los despachos primarios sumaron US$ 15 mil 423 millones (-12.3%) concentrando el 70.5% del total. La minería se contrajo -12.4% por la menor demanda de cobre, oro, cinc, plomo y plata.  Los subsectores petróleo y gas natural y agro tradicional cayeron -23.8% y -3.7%, respectivamente. Solo la pesca tradicional cerró en azul (9.7%).

El Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales CIEN-ADEX precisó que la caída de los minerales se debe a la guerra arancelaria China-EE.UU., la salida de Reino Unido de la Unión Europea (Brexit), las tensiones geopolíticas en las zonas petroleras y la incertidumbre política en América Latina.

No tradicionales resisten

Respecto a la oferta no tradicional (US$ 6 mil 433 millones), mostraron un crecimiento de tan solo 0.6%, debido a la ralentización de la economía estadounidense y al enfriamiento económico de la UE, sus principales destinos.

El sector agroindustrial (US$ 2 mil 710 millones) sigue destacando al crecer 4.3%. Entre sus productos más importantes están las paltas, uvas, mangos, espárragos, preparaciones para alimentación de animales y arándanos.

La pesca para Consumo Humano Directo (CHD) fue el segundo subsector más importante, con US$ 809 millones 621 mil (alza de 3.8%). La pota congelada (US$ 264 millones 524 mil) fue su partida con mayor demanda.

Le siguen el sector químico (US$ 783 millones 897 mil) con un alza de solo 0.3%, confecciones (US$ 483 millones 825 mil) con un incremento de 7.6%, siderurgia, minería no metálica, metalmecánica, varios, textil y maderas.

Balanza comercial

En el primer semestre del año la balanza comercial fue superavitaria para el Perú en US$ 1,044 millones 204 mil. Las exportaciones sumaron US$ 21 mil 856 millones y las importaciones US$ 20 mil 811 millones.