barco puertoLos efectos de la guerra comercial entre EE.UU. y China provocaron en 2019 una incertidumbre en Latinoamérica. Al cierre del año países como Brasil, Chile, Colombia y Perú vieron caer sus exportaciones, informó el Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales de la Asociación de Exportadores CIEN-ADEX.

Reportó que a nivel regional la caída de la oferta exportable peruana (-4.2%) fue la cuarta más crítica después de Brasil (-6.6%), Chile (-5.7%) y Colombia (-5.4%).

Los envíos con valor agregado de los mercados regionales sufrieron más el impacto del conflicto global entre las dos grandes potencias. El ‘gigante sudamericano’ vio caer sus despachos de agroindustria (-4.8%), metalmecánica (-20.3%), prendas de vestir (-7.8%), químico (-1.5%), siderurgia (-8.5%) y textiles (-29.3%).

Chile también disminuyó sus despachos, especialmente de su oferta agroindustrial (-6.5%), pesca no tradicional (-11%), confecciones (-5.7%) y químico (-13.7%). A la incertidumbre generada por la guerra comercial se sumó en su último bimestre una desconfianza por las protestas sociales que condujeron a la reducción de iniciativas de inversión empresarial, depreciación del peso chileno y debilidad en el mercado laboral.

Colombia fue la tercera economía en ver el descenso de gran parte de su gama exportable con valor agregado, siendo los principales sus productos agroindustriales (-12.8%), de metalmecánica (-12.4%), pesca (-4.7%), confecciones (-8.6%), químico (-8.5%), siderúrgicos (-6.2%) y textiles (-4.7%).

También evidenció en el 2019 una debilidad de su moneda la cual obedeció estrictamente a la mayor importación de bienes de capital y a la incertidumbre externa por los conflictos sociales desatados en los últimos meses.

Número favorables

En contraparte, Argentina y México arrojaron cifras en azul en relación a sus exportaciones. El primero elevó sus despachos en 5.8% en medio de un periodo de transición de gobierno con el retorno del peronismo a la ‘Casa Rosada’, la cual ocupa el actual mandatario Alberto Fernández desde diciembre pasado.

En tanto, el país azteca aumentó en 2.3% sus envíos pese al enfriamiento de su economía, a la desaparición de ProMéxico y a los riesgos que implicaba el acecho del conflicto EE.UU.-China.

El dato

El CIEN-ADEX se mantiene a la expectativa de lo que suceda con los mercados regionales este año debido a la aparición y expansión del coronavirus, cuyos efectos se notarán a fines de marzo o comienzos de abril.