En el V Congreso Internacional de Joyería y Orfebrería se busca impulsar la competitividad del sector. “Son más de 2 mil artesanos y para mejorar su competitividad necesitan acceder de forma constante a nuevos conocimientos en el uso de nuevas tecnologías y tendencias”, manifestó la ministra Rocío Barrios.

Con adecuadas políticas promotoras, la joyería y orfebrería peruana podría duplicar sus exportaciones y superar los US$ 200 millones los próximos cinco años, lo que equivaldría a darle valor agregado al 2.5% de la producción de oro, estimó el presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Erik Fischer Llanos, durante la inauguración del V Congreso Internacional de Joyería y Orfebrería (virtual) a realizarse hasta el 29 de octubre.

 

joyero

 

En la ceremonia que contó con la participación de la ministra de Comercio Exterior, Rocío Barrios, y la presidenta del Comité de Joyería y Orfebrería del gremio, Rocío Mantilla, comentó que con medidas facilitadoras se podría inclusive superar los US$ 550 millones en diez años.

Si bien Perú es uno de los principales productores de oro en el mundo, continuó, solo transforma el 1.5% del total, lo cual representa un gran reto para el sector, por lo que urge agilizar el trabajo con el sector público con el fin de solucionar las fallas estructurales que les resta competitividad.

 

Plateria 2

 

“Adoptar políticas con miras a desarrollar un mercado formal de oro, como una revisión a la ley del IGV, ya sea para eliminar su exoneración o permitir la devolución del impuesto para los casos en que se exporta oro transformado en joyas, ayudará al crecimiento del sector”, expresó.

Luego de indicar que, si se restablece el mecanismo del Swap en la comercialización del oro y se formaliza la minería, se le imprimirá un crecimiento sustancial a la exportación de ese rubro, recordó que el oro y la joyería ya no van de la mano pues existe una enorme brecha entre los US$ 6 mil 800 millones de exportación de ese metal versus los US$ 100 millones de la joyería.

“(Esas cifras) solo reflejan las brechas estructurales que, lejos de ser corregidas, se acentuaron con el paso de los años. Hay mucho por crecer y aún es poco el esfuerzo por levantar las barreras burocráticas que frenan los procesos de formalización del comercio de oro y privan de fuentes de trabajo inclusivas para miles de peruanos”, acotó.

En ese sentido, indicó que el bicentenario debe ser el punto de quiebre para nuestra historia, dejar atrás la pandemia y la precaria estructura económica en la que nos sostenemos con miras a empezar una nueva era, y solo será posible si los empresarios se unen con el objetivo de tener un gremio exportador fuerte y capaz de proponer al gobierno un plan de desarrollo del sector.

Palabra de ministra

A su turno, la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Rocío Barrios, coincidió con Fischer al señalar que el poco valor agregado que se le otorga a los minerales peruanos impacta en la demanda de estos bienes en el exterior. Sin embargo, a pesar de ello, el crecimiento de sus exportaciones demuestra el enorme potencial.

“Tenemos más de 2 mil artesanos, y para mejorar su competitividad necesitan acceder de forma constante a nuevos conocimientos en el uso de nuevas tecnologías y tendencias. Así podríamos ofrecer al mundo productos más sofisticados, con nuevos diseños y procesos. El trabajo artesanal debe ir de la mano con la innovación”, refirió.

 

plateria

 

Por ello, destacó la labor de la ADEX al organizar el V Congreso Internacional de Joyería y Orfebrería, que en esta edición abordará diversos temas como nuevas tecnologías y tendencias, sostenibilidad y comercio electrónico, entre otros aspectos. “El uso de plataformas digitales será vital en esta nueva normalidad. Ahora contamos con la plataforma Market Place Perú, donde más de 2 mil productos peruanos tienen la oportunidad de mostrarse al mundo”, apuntó.

El evento es organizado por la ADEX y PromPerú, con el apoyo del Ministerio de la Producción (Produce) y del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), y la alianza académica con la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el instituto Toulouse Lautrec.