Margarita Guerra Martiniere
Esta semana el Perú ha recordado con mucha gratitud la obra del distinguido patriota tacneño Gustavo Pons Muzzo, fallecido este 6 de febrero de 2008, pero, ¿será cierto el reconocimiento, no sólo de palabra, sino con hechos?

Historia, madre y maestra 8-2-2008
La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima

Guerra Perú-Chile 1879. 51 Cáceres en Chosica


Letelier, en su expedición, no logró ningún dominio sobre las montoneras que se le enfrentaron, en represalia se dedicó, a la par que su compañero, el comandante Bouquet, a la destrucción completa de pueblos y caseríos y asesinato en masa de sus poblaciones, por lo cual, después de la derrota de Sangrar, regresó a Lima, donde a los dos comandantes los sometieron a juicio por orden de Lynch, y condenados a varios años, no por el fracaso de la expedición, pese a que a Tarma amenazó con destruirla si no le pagaba un cupo de cien mil soles y para reforzar su amenaza, hizo disparar a boca de jarro algunos cañonazos contra los edificios de la plaza. La cólera de Lynch fue motivada por el latrocinio efectuado y del cual no dio su parte al general en jefe; se trató de cien mil soles de plata.

Gustavo Pons Muzzo: su vida es historia
Gustavo Pons Muzzo
Escribe: Juan Carlos Herrera Tello (*)


Cuando cursaba mis estudios secundarios en el quinquenio de la denominada "segunda fase" del gobierno militar, mis libros de historia eran resúmenes que contenían muchas fotos de baja resolución con pequeñas leyendas adecuadas "al plan de la reforma educativa" de esa manera los libros de secundaria de Gustavo Pons Muzzo habían sido desclasificados y reemplazados por nuevos autores, mas complacientes en el tratamiento de los acontecimientos históricos.

Historia, madre y maestra

Francisco Garcia Calderon
Francisco García Calderón

La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima

Guerra Perú-Chile 1879. 50 Acontecimientos nacionales

En lo político, al quedar Lima sin gobierno, una junta de notables, nombró a Francisco García Calderón como presidente del Perú; el 12 de marzo se instaló el gobierno en el pueblo de Magdalena y como primer acto de gobierno, se devolvió plena vigencia a la constitución de 1860. Inicialmente el ámbito del gobierno resultó ser el pueblo donde se asentaba, ya que Lima y territorios ocupados estaban gobernados por los chilenos y en el resto de la república, aún era reconocido como gobierno Piérola. Resultando para desgracia del país tres cabezas de mando: dos residentes y un jefe de ocupación.

Historia, madre y maestra
La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima
Iglesia de San Pedro centro de Lima
San Pedro, refugio temporal de Cáceres


Guerra Perú-Chile 1879. 49 El guerrero


En Miraflores —Andrés Cáceres— se enfrentó tenazmente al enemigo, y pese a estar herido en una pierna, no cejó, hasta que la resistencia fue imposible y el atacante comenzó a rebasarlos, debiendo retirarse. Llegó hasta los reductos para ver como un balazo cegó la vida al coronel de la Colina y otro tiro le destrozó el anteojo con el que observaba el campo enemigo.

Historia, madre y maestra

La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima

Guerra Perú-Chile 1879. 48 Después de Miraflores, La Breña

Después de esa batalla, hemos visto lo que aconteció en forma inmediata en Lima, pero también desde ese momento, la guerra tomó un triple curso, si bien de desarrollo simultáneo, sus realizaciones y proyecciones, en oportunidades parecieran no tener vinculación entre sí, además se desarrolla con empleo de recursos diferentes. En el primero, son las armas, fue la prosecución de combates para expulsar al enemigo. El segundo, utilizó la política, surgiendo el increíble y doloroso cuadro de la guerra civil, llena de ambiciones y desaciertos, en los cuales Piérola, Montero e Iglesias son las figuras de la vergüenza y, en oposición a ellos, quedaron García Calderón y Cáceres como defensores del país, y, el tercero, utilizó la diplomacia, el engaño o la presión para conseguir la paz. Por esas circunstancias se deben analizar las tres situaciones en forma separada pese a que formaron un todo superpuesto.

Héroes de La Breña

Historia, madre y maestra
La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima

Guerra Perú-Chile 1879. Relación oficial chilena del saqueo

Anexo 36

Relación oficial chilena sobre parte del saqueo perpetrado por la expedición Lynch en el norte del Perú


Habiendo terminado su "expedición de merodeo", llegó a Arica, donde no solamente fue felicitado por el gobierno chileno, sino que se le premió con el ascenso a almirante y más tarde, dadas sus cualidades de pirata, se le nombró gobernador del Perú, cuando la ocupación de Lima en 1881.

Criminales chilenos asaltando vivienda
Guerra del Pacifico chilenos asaltan vivienda

Historia, madre y maestra
La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima

Guerra Perú-Chile 1879. La batalla de Arica. La traición de Belaunde
Anexo 28

Sin embargo, últimamente se ha reaccionado en nuestra patria en el sentido de no permitir que nuestra historia continúe siendo objeto de adulteraciones de parte de ciertas personas que han tomado a su cargo tan ingrata tarea, "contribuyendo con esta conducta torpe y criminal, a embrutecer al pueblo en todas sus condiciones sociales y a mantener corrido el velo que cubre las traiciones, fraudes, crímenes y cobardías de los hombres responsables de nuestra ruina y humillación, conquista y desprestigio".

Batalla Francisco Bolognesi

Historia, madre y maestra
La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima
Tacna y Arica

Guerra Perú-Chile 1879. 34 Traición

Morro de Arica
Morro de Arica
Carlos Agustín Belaunde

En un país donde el civilismo había desorganizado y disminuyó al ejército, que igualmente lo envileció en 1872, cuando el pardismo sobornó a los comandantes de los cuarteles de Lima por cincuenta mil soles a cada uno para que desertaran de sus responsabilidades y cuarteles dejándolos casi abandonados y, que la reducción de efectivos fue en la cantidad de soldados, mas no en la de oficiales y menos en los jefes, por eso, al comenzar la contienda del 79, al Perú le sobraban coroneles, muchos llegados a la ancianidad, otros proclives al acomodo o la deshonestidad, en contraste con algunos de alta calidad técnica, responsabilidad y patriotismo, por lo cual, no es de extrañar que también se diera un traidor. El coronel que abandonó el campo de batalla y huyó para no ser sometido a una corte marcial y posiblemente fusilado; que fuera apedreado tres años después de su incalificable comportamiento por las vendedoras del mercado de Tacna y, que, en premio de su felonía, recibió de Piérola el honroso cargo de ser diputado por Tayacaja en 1895. Este personaje que salpica el brillo de la batalla de Arica es Carlos Agustín Belaunde, oriundo de Tacna.

Historia, madre y maestra
La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima

Tacna y Arica

Guerra Perú-Chile 1879. 33 El último cartucho

La frase de Bolognesi dando fin a la entrevista con el parlamentario chileno Salvo, cierra igualmente toda esperanza que le pudiera llegar ayuda, aquella que en forma reiterada solicitó al prefecto de Arequipa, Carlos Gonzales Orbegozo que, al decir de Paz Soldán fue: (88)

Bolognesi responde al criminal chileno