Fuerza de submarinos: cien años

Federico Blume y Othon
Por: Alfredo Palacios Dongo, Expreso, 16.08.08

El 19 de agosto se conmemora el 97° aniversario de la incorporación del arma submarina en el Perú. Fue un día como este, en 1911, cuando en los astilleros franceses Scheneider du Chalons se afirmó el pabellón nacional en los sumergibles "Ferré" y "Palacios", los cuales a su arribo al Callao se convirtieron en las primeras unidades submarinas en Sudamérica, iniciándose una tradición submarina que ha alcanzado gran reputación a nivel continental y mundial.

soldado rabona

por Herbert Mujica Rojas

¿Pudo Chile haber tenido mejor aliado que el megalómano asaltante del poder en Lima, Nicolás de Piérola? Hizo cuanto le fue posible para desabastecer, desorganizar, desmoralizar al ejército del sur y focalizó en Lizardo Montero su miedo, ineptitud, estupidez, privándole de refuerzos, armas, bestias, dinero y, sobre todo, respaldo en plena guerra. Los acontecimientos pesarosos de Tacna y Arica así lo prueban y todo señala con el dedo acusador al diminuto dictador cuya responsabilidad ha sido difuminada por la historiografía oficial, blanca y sesgada.

¿Qué celebramos el 28?

Por Herbert Mujica Rojas

Pandillas de historiadores, con muy pocas y honrosas excepciones, han dado cuenta de "su historia", esa que mantiene "muy en alto" el supuesto heroísmo de sus ancestros reflejado hoy en calles y avenidas; esa que perpetra nombres y apellidos citadinos, peruanoides, impostaciones todas de un país que calla verdades, inventa prohombres y oblitera, por completo, al pueblo de todas las sangres, de su epopeya inmarcesible, sangrienta y sacrificada. Dije, por estas razones, no ha mucho en el programa televisivo Fuego Cruzado, que proponía como la gran figura de la historia patria al Soldado Desconocido y a la Rabona Heroica de todas las guerras del Perú.

La obsesión de Simón Bolívar por Jaén y Maynas V

No pocas son las responsabilidades aún no aclaradas o individualizadas de las miopes castas políticas peruanas que ayer, como hoy, ignoraban asuntos fundamentales del drama nacional. Así surgieron conflictos desde la misma génesis fundacional de la república. En Las veleidades autocráticas de Simón Bolívar, Tomo IV La guerra de límites contra el Perú, el embajador Félix C. Calderón revela por vez primera y con abundancia de detalles estos intríngulis escabrosos. Y hay que decirlo con voz bronca: aberrantes. Los artículos a continuación, a modo de resumen, sintetizan capítulos mantenidos en tinieblas durante decenios. (hmr)

La obsesión de Bolívar por Jaén y Maynas IV

No pocas son las responsabilidades aún no aclaradas o individualizadas de las miopes castas políticas peruanas que ayer, como hoy, ignoraban asuntos fundamentales del drama nacional. Así surgieron conflictos desde la misma génesis fundacional de la república. En Las veleidades autocráticas de Simón Bolívar, Tomo IV La guerra de límites contra el Perú, el embajador Félix C. Calderón revela por vez primera y con abundancia de detalles estos intríngulis escabrosos. Y hay que decirlo con voz bronca: aberrantes. Los artículos a continuación, a modo de resumen, sintetizan capítulos mantenidos en tinieblas durante decenios. (hmr)

La obsesión de Bolívar por Jaén y Maynas (III)


No pocas son las responsabilidades aún no aclaradas o individualizadas de las miopes castas políticas peruanas que ayer, como hoy, ignoraban asuntos fundamentales del drama nacional. Así surgieron conflictos desde la misma génesis fundacional de la república. En Las veleidades autocráticas de Simón Bolívar, Tomo IV La guerra de límites contra el Perú, el embajador Félix C. Calderón revela por vez primera y con abundancia de detalles estos intríngulis escabrosos. Y hay que decirlo con voz bronca: aberrantes. Los artículos a continuación, a modo de resumen, sintetizan capítulos mantenidos en tinieblas durante decenios. (hmr)

Medalla de honor póstuma para Gustavo Pons Muzzo

Destacan virtudes personales e intelectuales del ilustre historiador

En acto presidido por el presidente del Congreso, de manera póstuma, se distinguió con la Medalla de Honor del Congreso de la República, en el grado de Gran Oficial, al destacado maestro e historiador peruano Gustavo Pons Muzzo, en reconocimiento a la excelencia de su obra educativa y a su contribución al conocimiento de la Historia de la República.

La obsesión de Simón Bolívar por Jaén y Maynas (II)

No pocas son las responsabilidades aún no aclaradas o individualizadas de las miopes castas políticas peruanas que ayer, como hoy, ignoraban asuntos fundamentales del drama nacional. Así surgieron conflictos desde la misma génesis fundacional de la república. En Las veleidades autocráticas de Simón Bolívar, Tomo IV La guerra de límites contra el Perú, el embajador Félix C. Calderón revela por vez primera y con abundancia de detalles estos intríngulis escabrosos. Y hay que decirlo con voz bronca: aberrantes. Los artículos a continuación, a modo de resumen, sintetizan capítulos mantenidos en tinieblas durante decenios. (hmr)

La obsesión de Simón Bolívar por Jaén y Maynas (I)

No pocas son las responsabilidades aún no aclaradas o individualizadas de las miopes castas políticas peruanas que ayer, como hoy, ignoraban asuntos fundamentales del drama nacional. Así surgieron conflictos desde la misma génesis fundacional de la república. En Las veleidades autocráticas de Simón Bolívar, Tomo IV La guerra de límites contra el Perú, el embajador Félix C. Calderón revela por vez primera y con abundancia de detalles estos intríngulis escabrosos. Y hay que decirlo con voz bronca: aberrantes. Los artículos a continuación, a modo de resumen, sintetizan capítulos mantenidos en tinieblas durante decenios. (hmr)

Una verdadera Epopeya: Huamachuco, 10 de julio de 1883

La heroica resistencia peruana

Por: Carlos Pongo H. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

De la ciudad de Cajamarca, para ir a Huamachuco, debía ir a Trujillo y de allí tomar un ómnibus a la ciudad andina que pertenece al departamento de la Libertad. Han pasado 186 años de nuestra independencia de la colonización española y todavía no podemos conectarnos geográficamente entre pueblos que están a poca distancia unos de otros. Para lograrlo hay que bajar a las capitales costeras y de allí subir nuevamente a la sierra. Pero decidí continuar viaje por el camino de trocha o carrozable, como se le conoce. De la ciudad de Cajamarca continué rumbo a la ciudad de Cajabamba por una buena pista asfaltada que les une.