En el diario El Comercio del 19 de enero de este año, con el título “Los ateos peruanos”, se lee en la columna de Marco Sifuentes:

 

El Perú es el país más religioso del continente, después de Haití. Un abrumador 82% de peruanos se considera religioso, según una encuesta de WIN/Gallup del año pasado. Según la misma encuesta, solo el 2% se declara ateo.

 

Comentario

1) El autor incurre en impropiedad léxica al emplear el adjetivo “abrumador”, del verbo abrumar, que posee las siguientes acepciones, como indica el DRAE:

  1. Agobiar con un peso grave.
  2. tr. agobiar (preocupar gravemente). La responsabilidad lo abruma.
  3. tr. Producir tedio o hastío.
  4. tr. Producir asombro o admiración

Como vemos, ninguno de los significados es apropiado, pues se trata de una cifra estadística, donde lo indicado serían otros adjetivos: contundente, importante, significativo, etc., aunque la propia cifra no necesita comentario ni adjetivo.

2) En el ejemplo, es preferible no repetir la preposición “según”.

 

Podemos decir por ejemplo:

 

El Perú es el país más religioso del continente, después de Haití. Un contundente 82% de peruanos se considera religioso, según una encuesta de WIN/Gallup del año pasado. La misma encuesta indica que solo el 2% se declara ateo.