Varias fracturas profundas y sumideros se han abierto recientemente en las tierras altas centrales cerca del glaciar Tungnafellsjökull, al noreste del glaciar Vatnajökull, en Islandia.

Las fracturas tienen de 100 a 200 metros de profundidad. Fueron descubiertas por guardabosques al norte de los lagos Gæsavötn. Parte de la carretera había sido tragada por la tierra que se había abierto, informa Island Magazine.

Según los geofísicos que exploraron las grietas a principios de este mes, probablemente fueron causadas por cambios en el volcán Bárðarbunga. Páll Einarsson, uno de los científicos, explicó al periódico local Morgunblaðið que los sistemas volcánicos Bárðarbunga y Tungnafellsjökull son dos sistemas separados y desconectados, aunque el muy activo volcán Bárðarbunga puede afectar el sistema de fracturas de Tungnafellsjökull.

“La primera vez que notamos cambios en el sistema de fractura del volcán Tungnafellsjökull fue durante la erupción Gjálp de 1996 en Bárðarbunga”, manifestó.

El sistema se analizó nuevamente en 2009, cuando se detectaron nuevas fracturas profundas, lo que sugirió que los sistemas estaban en movimiento. “Desde entonces las fracturas parecen haberse expandido lentamente, y ahora descubrimos nuevos sumideros y grietas cada año”, indicó.

Es imposible decir con certeza qué está causando la actividad, pero Páll argumenta que es más probable que el volcán Bárðarbunga sea el culpable.   “Descubrimos por primera vez las grietas tras la erupción de Gjálp en Bárðarbunga, y se profundizaron y ampliaron durante la erupción de Holuhraun 2014-15”. La caldera central de Bárðarbunga cayó 65 metros durante la erupción de Holuhraun, cuando la cámara central de magma se vació. El hundimiento de la caldera ejerció presión sobre el área circundante, creando grietas en la roca.

Páll asegura que no existe un peligro inmediato. La mayoría de las grietas y cráteres son perfectamente seguras, pues ya se han llenado de grava y tierra, pero la gente todavía debe evitar entrar en las grietas o cráteres. El mayor peligro, señaló, fue por las grietas o cráteres debajo de las carreteras, como sucedió a principios de este verano.

Según los guardaparques del Parque Nacional Vatnajökull, el área donde se ven las grietas más recientes está cerca del sendero Gæsavatnavegur en el este, al oeste de la llanura Tómasarhagi en el oeste. Las grietas más al sur se encuentran en el valle de Nýidalur, al oeste del glaciar Tungnafellsjökull, mientras que las grietas más al norte se encuentran al este del monte. Fjórðungsalda.