—El portavoz de la Cancillería china, Lu Kang abogó por evitar prácticas que pueden conllevar a un deterioro de la paz y estabilidad de América Latina y El Caribe.
—El portavoz de la Cancillería china advirtió que las sanciones externas y las acciones injerencistas de los gobiernos foráneos pueden complicar más la situación de Venezuela.  "Las presiones y las sanciones foráneas solo empeoran la situación y pueden llevar a que se salga de control”, sentenció.

Lu también aseguró que las relaciones bilaterales entre Pekín y Caracas continuarán invariables y sustentadas en principios de equidad y el beneficio mutuo a la vez que rechazó el supuesto impacto negativo de la cooperación de su gobierno tanto en Venezuela como en el resto de la región, y precisó que se tratan de críticas inconsistentes de parte de la coalición de países.

El diplomático instó a la comunidad internacional a hacer aportes constructivos para lograr una solución política en la nación suramericana y reiteró el apoyo de su Gobierno al mencionado mandatario venezolano.

El pasado 15 de abril, los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, firmaron una declaración de 17 puntos en la que exhortan a la “comunidad internacional” a intensificar las restricciones contra el gobierno constitucional de Venezuela en lo que es calificado como una arremetida injerencista.