Un sismo de magnitud 6.1 ha sacudido este jueves la ciudad oriental de Hualien, a unos 200 kilómetros de la capital taiwanesa, Taipéi. 

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, el sismo tuvo epicentro en el mar, nueve kilómetros al este de Hualian, Taiwán, con hipocentro a 20 kilómetros de profundidad.

El Centro de Operaciones de Emergencia de Taiwán informó de que el sismo causó al menos seis heridos, la inclinación de dos edificios y el cierre de servicios de transporte. También se reportó daños en varios edificios, interrupciones en el suministro de agua y seis grupos de personas quedaron atrapadas en ascensores.

Se informó de fugas de agua y gas en toda la isla, del derrumbe en varios puntos de la autopista Suhua, que recorre el este de Taiwán, y del cierre temporal del aeropuerto internacional de Taoyuan.

El tren de alta velocidad de Taiwán y el metro de Taipei se vieron obligados a interrumpir sus operaciones, pero aún no se ha informado de los daños precisos en Hualien, la ciudad más afectada por este seísmo.

El primer ministro taiwanés, Su Tseng-chang, ha declarado que, tras una gran preocupación, se ha sentido "aliviado" al ver que el fuerte terremoto no había causado víctimas mortales.