Por Jhon Valdiglesias*

En XVIII Congreso Nacional celebrado en 2012 empieza la actual nueva era en China con el ascenso al poder de Xi Jinping. El concepto de nueva era no tiene nada de nuevo. De hecho, las nuevas eras han sido recurrente en China; por ejemplo la fundación de la República Popular de China en 1949, con la que se empieza con el socialismo moderno; también se tiene la liberalización emprendida por Deng Xiaoping con nueva era. La actual nueva era que se vive en China tiene como eje central la lucha contra la corrupción diseñada por el presidente Xi Jinping, quien afirma que esta lucha constituye un redireccionamiento de la política china para continuar con el desarrollo económico.

La lucha contra la corrupción es vista en China como una autorevolución; es decir, el mismo Estado lucha contra sí mismo para eliminarla. En concreto existe una oficina de seguridad nacional que es un órgano independiente y posee una jerarquía superior a los ministerios que a través de las cámaras e investigación de los actos y reuniones de los oficiales se ha encontrado y castigo diversos casos de corrupción, con lo que China ha destacado internacionalmente con grandes logros en este ámbito. En el XIX Congreso de China, el presidente Xi Jinping presente un impresionante reporte de sus logros que impacto a la opinión internacional. Es importante destacar que existen provincia de China con alto grado y otras donde ya se están minimizando. Incluso, existen casos como en la provincia de Hunan donde los mismos ciudadanos han reportado caso de corrupción; situación extraña en China, donde la población prácticamente no participa de las actividades del Estado.

Para los chinos la caída de la Unión Soviética es explicada principalmente como la causa de la caída de Rusia a  comienzo de la década de  1990. China se considera que sobre en un nivel de alumno para aprender no solo los casos de Rusia; sino de todos los países del mundo. En este aprendizaje sobre la corrupción obliga a evitarla. En la nueva era la corrupción debe ser eliminada del Partido Comunista Chino. Esta lucha contra la corrupción es compatible con los principios revolucionarios de Mao Zedong de lucha, proyecto, causas y sueños.

Que podemos aprender de este hecho.

 

*PhD (c) en Economia, University of International Business and Economics. Beijing, China
Master en Estudios Asiaticos, especialidad en China, National Chengchi University, Taiwan
Licenciado en Economia, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima
http://jvoysa.blogspot.com/