El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, defendió la "soberanía" del país tras la matanza de las nueve personas de una familia de mormones, en respuesta a la oferta de ayuda militar de Donald Trump.
auto quemado asesinato mormones Mexico nov 2019
La imagen fija de un video proporcionado por un miembro de la familia afectada muestra que el auto familiar se quemó después del ataque.
 
Al menos tres mujeres y seis niños de una comunidad mormona estadounidense asentada en el norte de México desde hace más de un siglo murieron este lunes (04.11.2019) en un ataque lanzado por presuntos criminales, informó Julián LeBarón, uno de los líderes del grupo religioso. 
 
LeBarón, activista que ha denunciado a grupos criminales que actúan en la zona, dijo que el ataque ocurrió en Rancho de la Mora, en el límite de los norteños estados de Sonora y Chihuahua, fronterizos con Estados Unidos.  
 
Interrogado sobre quiénes podrían ser los agresores, LeBarón dijo que el sitio donde se produjo el ataque es una "zona de guerra" donde actúan cárteles de las drogas y todo tipo de "matones". Pudo ser un "fuego cruzado o un error, no sabemos cuál es la causa", añadió el activista, aunque reconoció que la comunidad había sido blanco recientemente de amenazas.
 
"Fue una masacre"
 
 "Mi prima Rhonita iba por su esposo al aeropuerto en Phoenix (Estados Unidos). Los emboscaron, le dispararon a la camioneta y los quemaron a ella y a sus cuatro niños (...). Fue una masacre", dijo LeBarón a Radio Fórmula. El activista aseguró que sus familiares localizaron la camioneta en el lugar del ataque prácticamente del todo calcinada y con los cuerpos de la mujer y los cuatro menores.
 
Los atacantes secuestraron además dos camionetas que eran conducidas cada una por mujeres que llevaban consigo a menores de edad para sumar entre 8 y 9 nueve niños, según el relato de LeBarón. Horas después, dijo LeBarón, localizaron los otros dos vehículos con las mujeres que los conducían muertas por heridas de bala, además de dos menores, un niño y una niña, también fallecidos.
 
Entre cinco y seis menores más consiguieron llegar caminando a su casa, aunque uno de ellos con herida de bala, mientras que al caer la noche miembros de la comunidad mormona acompañados de policías y militares trataban de localizar a otra menor que habría corrido al bosque para esconderse.
 
Trump: "Guerra" contra los cárteles de la droga
 
Después de que se hiciera público la noticia del asesinato múltiple, el presidente estadounidense, Donald Trump, ofreció ayuda militar a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para combatir a los cárteles de la droga en su país.
 
"Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libere la GUERRA a los cárteles de la droga y los borre de la faz de la tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su gran nuevo presidente!", señaló Trump en su cuenta de Twitter.
 
Trump aseguró que si el Gobierno de México solicita ayuda "para limpiar estos monstruos", Estados Unidos está "listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva".
 
Por su parte, López Obrador, en respuesta a la oferta de ayuda, defendió la "soberanía" del país. "Es un asunto que nos toca a nosotros atender. Al Gobierno de México, de manera independiente y haciendo valer su soberanía", dijo en la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.
 
Preguntado sobre la posibilidad de que el FBI se inmiscuya en el caso, apuntó: "Somos un país libre y soberano. No puede intervenir otro Gobierno si no existe un acuerdo de cooperación y la solicitud expresa de nuestro Gobierno".
 
En términos generales, explicó que tras el operativo fallido de la captura en Culiacán de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín "el Chapo Guzmán", y la ola de violencia desatada, se ha "acelerado" el diálogo para establecer un mayor control de armas de fuego que llegan a México procedente de los Estados Unidos.
 
 
DW,05.11.2019