Francisco 10Por Rocío Ferrel

Ya son  varias  las veces en que el papa Francisco demuestra ignorancia en la doctrina católica, pero esta vez sus aseveraciones son muy graves al respaldar las uniones entre homosexuales y constituyen una desviación total de la verdadera enseñanza cristiana y católica, basada en los evangelios, como bien lo dejó zanjado el papa Benedicto XVI cuando ejerció el cargo de Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe.

 

Sin duda Francisco tiene carisma que lo hace popular, pero su formación deja mucho que desear. Ahora, en declaraciones recogidas para un documental dijo que “los homosexuales tienen derecho a estar en una familia porque son hijos de Dios” e instó a la necesidad de crear una “ley de unión civil”.

“Las personas homosexuales tienen derecho a tener una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debe ser expulsado ni se debe hacer sentir a nadie desdichado por ello”, dijo hoy.

Sobre los derechos de los homosexuales, instando a la necesidad de crear una “ley de unión civil”, dijo. que "de esa manera están cubiertos legalmente. Yo lo defiendo”, subraya, lo cual ha sido de inmediato celebrado por los movimientos LGTB.

La Iglesia sigue las enseñanzas del Nuevo Testamento de los principales sustentos sobre la definición de la homosexualidad como pecado mortal, pues de no arrepentirse serán condenados, como señala 1 Corintios 6:

 

9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

 

Si somos consecuentes con las enseñanzas de la Iglesia, hay que decir que el Papa está conduciendo a la condenación eterna a los homosexuales, en lugar de buscar su salvación, como debería ser la función del Romano Pontífice, y no alentarlos a continuar en su camino al abismo.

El papa Benedicto XVI, cuando fue Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, publicó un documento con el título Consideraciones acerca de los proyectos sobre reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales, que refleja los lineamientos más actualizados de la moral católica sobre esta materia.

El documento señala que la homosexualidad es para la Iglesia inmoral, antinatural y dañina; y la Sagrada Escritura considera a los actos homosexuales graves depravaciones (Rm. 1:24-27, 1 Cor. 6:9, 1 Ti 1:10). La forma más grave es la manifestación pública de esa conducta; así, los actos homosexuales son más graves cuando suceden fuera de los límites de la intimidad y se hacen públicos.

El documento recuerda que el matrimonio ha sido fundado por el Creador para ser núcleo de fecundidad y nuevas familias (Gén. 2:24, 1:28), fue instituido como sacramento por Jesús (Ef. 5:32).

Es muy lamentable este escándalo y esperemos que la Congregación de la Doctrina de la Fe recuerde al Papa la posición de la Iglesia en esta materia, pues parece que Francisco no lee lo que debe y debería tener la suficiente humildad para reconocer que lo que dijo fue un error.

Ningún sacerdote puede enseñar lo que es contrario a la doctrina católica y mucho menos un Papa.

Artículo relacionado

Benedicto XVI, matrimonios entre homosexuales y realidad peruana

Tipo de cambio oficial S/.

Moneda Compra Venta
Dólar US
3.815
 3.821
Parelelo 3.810
 3.835
Euro 4.574
 4.814
Al 07.05.2021 Fuente SBS

Encuesta

¿Por qué postula esta vez a la presidencia Keiko Fujimori?