Argentina aprobó el toque de queda para frenar el incremento de contagios de coronamascaras gripe 1virus COVID-19, medida que fue previamente analizada por el presidente Alberto Fernández con 20 gobernadores a los cuales es propuso restringir la circulación nocturna.
 
Se limitará también a 10 el máximo permitido de asistentes a reuniones en domicilios particulares (actualmente es de 20) y disminuirá la frecuencia de vuelos desde y hacia el exterior y se exigirá test PCR a los residentes que realicen viajes aéreos de cabotaje, sobre todo en las provincias donde hay más infección, mientras que el transporte público quedará nuevamente restringido a trabajadores esenciales.
 
La circulación vehicular en transporte público y en autos particulares, por las noche quedaría prohibida en los distritos con mayor incidencia de coronavirus y se subrayó que el coronavirus se esparce más rápido entre los jóvenes en circunstancias relacionadas con la nocturnidad, informa el diario Clarín.
 
La norma será nacional, pero cada provincia tendrá libertad de acción para aplicar la medida en su territorio. El decreto o la resolución dispondría criterios epidemiológicos para que los distritos puedan definir cómo aplicar la medida.