Rompiendo tópicos

Por Ana Muñoz (*)

Más de cinco millones de personas inmigrantes viven en España. De ellos, tan sólo un millón están en situación irregular. Los otros cuatro millones son ciudadanos de pleno de derecho: trabajan, estudian y realizan actividades de la vida cotidiana. Un estudio realizado por David Reher, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, rompe con este y otros tópicos sobre inmigración.

¿También hay árabes buenos?

Por Adrián Mac Liman (*)

La revista estadounidense Foreign Policy sorprendió a sus lectores al incluir en el listado de las cien personas más influyentes del mundo a diez políticos e intelectuales de origen musulmán. Una iniciativa muy loable, teniendo en cuenta los estragos causados por la campaña de permanente anatemización de “lo islámico” llevada a cabo por la mayoría de los grandes medios de comunicación occidentales después de los atentados del 11 de Septiembre de 2001 y el inicio de la “guerra global contra el terrorismo” liderada por el Presidente Bush.

Benedicto XVI: corruptos provocan hambre de los más pobres


Benedicto XVI manifestó su preocupación por “la ausencia de una administración correcta de los recursos alimentarios causada por la corrupción en la vida pública o el aumento de las inversiones en armas y en tecnología militar sofisticada en perjuicio de las necesidades primarias de las personas”.

La maldición bíblica

Mahmoud Ahmadineyad
Por Alberto Piris (*)

En mayo, el ex primer ministro de Israel sondeó directamente a Bush sobre su posible apoyo si Israel se decidiera a bombardear los centros de la industria nuclear iraní.

La Europa de los mercaderes no da la talla

Por José Carlos García Fajardo (*)

Causa estupor comprobar que la Unión Europea no existe como un poder soberano. A la hora de la verdad, cada uno de sus 27 miembros actúa como quiere y desprecia las instituciones que soberanamente nos hemos dado los ciudadanos.

Ahora, también Pakistán

Por Alberto Piris (*)

Tras casi siete años de combatir infructuosamente a los talibanes y a Al Qaeda con la cooperación de Pakistán, y ante el ya inocultable fracaso de Estados Unidos en Afganistán el presidente Bush autorizó, en una orden secreta, que las fuerzas de operaciones especiales atravesaran la frontera afgana hacia Pakistán sin la previa aprobación del Gobierno de este país.

La alternativa viene de América Latina

Por Xavier Caño Tamayo (*)

Algo se mueve en América Latina, que avanza en integración regional y ya no acepta ser patio trasero de Estados Unidos. Rafael Correa, presidente de Ecuador, anuncia que no se renovará la base militar estadounidense de Manta, en la costa ecuatoriana, y el presidente Lula promueve la creación del Consejo de Defensa Sudamericano y denuncia que le preocupa la IV Flota estadounidense “porque irá donde hemos descubierto petróleo”. Pero hay más.

Víctimas del sistema judicial

Por Cristóbal Sánchez Blesa (*)

Si la justicia no es ágil en la aplicación de sus decisiones, un país democrático puede verse manchado por un déficit ético propio de estados sin una separación real de poderes. La tardanza, la negligencia, la poca profesionalidad, la arbitrariedad o la precipitación judiciales son formas de injusticia más propia de las dictaduras.

El honor de los Bin Laden

Por Adrián Mac Liman (*)

El clan de los Bin Laden está harto de llevar un apellido maldito; un apellido que, desde el 11 de septiembre de 2001, provoca rechazo, cierra las puertas del selecto mundillo de los multimillonarios occidentales. Los Bin Laden, refinados, ricos y famosos, quieren disfrutar de las prerrogativas que les concede su holgada situación económica, de aparecer en las páginas de los semanarios populares como “famosos” que llegaron a la cúspide del éxito social. Sin embargo, la sombra de Osama, la oveja negra de la familia, obstaculiza la materialización de sus sueños.

Príncipe Carlos: “culpo a los transgénicos por los suicidios de los agricultores”

Asocia los transgénicos al “comercio sin moralidad” y “ciencia sin humanidad”

A menos de dos meses de su condena a los transgénicos, el príncipe Carlos subió el tono de sus ataques esta semana y no dudó en culpar a los transgénicos del “verdaderamente espantoso y trágico” número de suicidios de agricultores pobres de la India, dejando en claro que no se amilana por las críticas que ha recibido por su postura.