Príncipe Carlos: “culpo a los transgénicos por los suicidios de los agricultores”

Asocia los transgénicos al “comercio sin moralidad” y “ciencia sin humanidad”

A menos de dos meses de su condena a los transgénicos, el príncipe Carlos subió el tono de sus ataques esta semana y no dudó en culpar a los transgénicos del “verdaderamente espantoso y trágico” número de suicidios de agricultores pobres de la India, dejando en claro que no se amilana por las críticas que ha recibido por su postura.

Desastres y ayuda humanitaria

Por Cristóbal Sánchez Blesa (*)

La comunidad internacional asiste a la tendencia, cada vez mayor, de incrementar la ayuda humanitaria destinada a catástrofes naturales. Sin ir más lejos, las Naciones Unidas han procurado dar solidez en los últimos años a un fondo de emergencia y a un entramado de cooperación multilateral destinado a prestar una ayuda rápida y eficaz a los países que sufran un tsunami, un terremoto, inundaciones o cualquier otra tragedia repentina. Los gobiernos de muchos países han aportado cantidades importantes, si bien, como suele ser habitual, pocos cumplen cabalmente los compromisos relacionados con la dotación de esas partidas.

Israel y Palestina: variaciones sobre el mismo tema

Por Adrián Mac Liman (*)

A mediados de septiembre, los “nostálgicos de la paz” que aún sobreviven en tierras de Oriente celebraron el 15º aniversario de la firma de los Acuerdos de Oslo, de aquel histórico 13 de septiembre de 1993, en que el primer ministro israelí, Isaac Rabin, y el líder de la OLP, Yasser Arafat, trataron de sellar la paz con un simbólico apretón de mano en los jardines de la Casa Blanca.

La victoria no trae la paz

Por Raimon Panikkar (*)

La belicosidad no es monopolio de la cultura tecnocrática, aunque la agresividad competitiva sea una especialidad moderna. Qué hay, o qué ha habido en el hombre histórico que ha creado la guerra como una institución. Qué confianza puede tenerse en una sociedad de Estados que gasta, por término medio anual, 30.000 dólares por soldado y 500 por estudiante. Cuando nos percatamos de que el hombre prehistórico, que se sentía amenazado por la naturaleza, ha dado nacimiento al hombre histórico, que ha terminado poniendo en peligro la vida del planeta, debemos cuestionarnos sobre el mismo proyecto “hombre histórico” y echar mano de su experiencia de seis mil años.

No podremos decir que no lo sabíamos

Por José Carlos García Fajardo (*)

Desde hace décadas nos han venido alertando de los graves problemas que nos amenazaban. Desde la explosión demográfica, al cambio climático, vertido contaminante en los mares, el destrozo en los bancos de pesca, los efectos perversos del fundamentalismo y del modelo de desarrollo neoconservador, la ignominia de los paraísos fiscales en donde se blanquea el dinero del narcotráfico, de la venta de armas y del crimen organizado. Cuando llegaron, todos nos hicimos de nuevas. Como sucedió con la caída del muro de Berlín o de la URSS o con el impresionante auge de China.

No hay futuro sin planificación familiar

Por Carlos A. Miguélez Monroy (*)

La obsesión por “la amenaza terrorista” del gobierno estadounidense contradice su recorte en la última década a la financiación del Fondo de las Naciones Unidas para la Población y su apoyo menguante a la planificación familiar en el mundo.

Cita mundial contra la pobreza

Por Alberto Sierra (*)

En medio de la crisis económica mundial, el incremento del terrorismo en algunas zonas del planeta y los últimos coletazos del conflicto armado entre Rusia y Georgia, los medios de comunicación de todo el mundo están llamados a hacer hueco en sus páginas a la pobreza.

Video: Suizo Yves Rossi consigue volar sobre La Mancha
Foto: Tages Anzeiger


El suizo Yves Rossi, o "Fusionman", logró atravesar hoy el canal de La Mancha con sus alas motorizadas, en un vuelo de más de 12 minutos, a una velocidad que superó los 180 kilómetros por hora.

¿Cuántos presos hay en tu país?

Por Cristóbal Sánchez Blesa (*)

El país con menor número de presos por población general es Burkina Faso, con 23 por cada 100.000 habitantes. El que más, con abrumadora diferencia, Estados Unidos, con 738. En términos absolutos, el país con menos población reclusa es Islandia, con 119 personas en sus cárceles y el que más, Estados Unidos otra vez, con más de dos millones.