Después de la invasión norteamericana de Iraq [2003] hubo una pregunta: ¿Cuál es el papel jugado por los sionistas en esta invasión?

En aquel período, comenzó en las orillas del Río Éufrates un proceso llamado “La Bestia del Lago”, en el que parcelas de terreno situadas entre las áreas de Tal Afar y Mosul fueron adquiridas por hombres de negocios judíos israelíes, y de este modo la entidad sionista adquirió una presencia* en esta histórica ruta que une Mosul con la frontera siria. Tal Afar se encuentra a 80 km de la frontera con Turquía y a 100 km de la frontera con Siria.

Tras la invasión de Iraq, el Ejército de EE. UU. ejerció una enorme presión sobre las familias iraquíes para que vendieran sus tierras bajo el pretexto de construir grandes fábricas y establecer proyectos de agricultura. Más tarde, estos residentes averiguaron que sus tierras habían sido entregadas a judíos israelíes. Los iraquíes pronto se percataron de la llegada de judíos israelíes, inicialmente 150 familias, a Iraq, incluyendo algunos de origen iraquí. Más tarde, los iraquíes descubrieron que existía un plan para enviar a 150.000 judíos israelíes a esta vasta área. Algunos de ellos eran judíos de origen kurdo que iban a ser transferidos a las provincias de Nínive y Mosul, en el norte de Iraq. Varias visitas fueron realizadas por este colectivo a las tumbas de los profetas Jonás, Daniel, Ezequiel y otros. Todo ello recordaba al proyecto de colonización de Palestina por los sionistas.

Más de diez años después, se abrió un paso fronterizo en Faish Jabur, entre Iraq y Turquía, estableciendo así la ruta más corta que une el territorio turco y Bagdad. Esta ruta estaba, sin embargo, a merced del enemigo israelí debido a estas compras de terrenos por judíos israelíes. Más tarde, algunos “líderes kurdos” declararon que esta franja de terreno, que llegaba hasta Tal Afar, era el límite del “Estado del Kurdistán”.

Este proyecto se ajustaba al eslogan sionista de “las fronteras de Israel van desde el Nilo al Éufrates”. El propósito de los israelíes era adquirir toda la tierra posible entre el Éufrates y el Tigris, que pasa por el norte de Mosul y ampliar con ella el futuro “estado kurdo”. Esto haría que el resto de Iraq sufriera una aguda escasez de recursos hidráulicos. Un plan similar fue puesto en marcha por Israel contra Egipto al animar a Etiopía a construir una gran presa para bajar el caudal del Nilo. A esto hay que sumar el petróleo que Israel iba a recibir desde el Kurdistán.

La aparición del Daesh sirvió para ayudar a los milicianos kurdos de Massud Barzani a tomar varias zonas de la provincia de Kirkuk. Más tarde, en septiembre de 2017, convocó un referéndum de independencia apoyado por Israel.

Sin embargo, los éxitos de las Fuerzas Armadas iraquíes, y en especial de las Fuerzas de Movilización Popular (Hashid al-Shaabi), con la ayuda de Irán, frustraron el plan israelí. Tras la reconquista de Mosul, y posteriormente de Kirkuk, por los iraquíes, el sueño de Barzani, y de los israelíes, quedó roto. El petróleo de Kirkuk dejó de fluir hacia Israel.

Ni el Estado iraquí ni la milicia del Hashid al-Shaabi permitirán ahora la permanencia de los enemigos sionistas en el territorio de Iraq. En este sentido, el proyecto israelí para expandirse hacia el territorio de Iraq ha quedado abortado.

 

El sueño del “Gran Israel”

Para meterse hasta Iraq, los judíos se basan en un pasaje del Antiguo Testamento (Génesis 15: 18-21) en el cual Jehová dice a Abram que dará a sus descendientes toda la tierra desde el río Nilo (en Egipto) hasta el Éufrates (en Iraq). Por eso cuando Occidente desató la guerra terrorista para desintegrar Siria e Iraq, muchos judíos y cristianos evangélicos projudíos entendieron que eso iba a facilitar el cumplimiento de la promesa de Jehová.

Sin embargo, la heroica resistencia de los dos países agredidos y la decidida intervención de naciones amigas (Rusia e Irán) han evitado ese desenlace y los iraquíes están recuperando la tierra que los kurdos habían vendido a los israelíes.

[Nota de Con nuestro Perú]

 

___________________
* Esta territorialidad a partir de compra de terrenos es la que Pedro Pablo Kuczynski Goddard, traicionando al Perú, intentó facilitar a Chile para que corra su línea fronteriza ocupando más territorio peruano en Tacna. Leer Decreto Supremo hecho a la medida de Chile para que diluya franja de 50 km que excluye a extranjeros y Tacna: rechazan decreto que permite que gobiernos extranjeros compren bienes inmuebles [Nota de Con nuestro Perú]

 

Al-Manar, Beirut 01-12-2017

http://spanish.almanar.com.lb/152198 

 

Artículos relacionados

El “Plan Yinon”: Cómo Israel quiere reconfigurar el mundo árabe
Israel quiere dividir Siria en varios estados confesionales
Nasrallah: El plan es dividir la región en emiratos, cantones y estados según el número de los grupos armados y no según el número de etnias, facciones y credos
Sionistas buscan materializar el sueño del Gran Israel en Iraq
El Dajjal y una visión islámica y geopolítica de la situación en Libia
Fracasan planes israelíes en Siria

Tipo de cambio oficial S/.

Moneda Compra Venta
Dólar US
3.210
3.212
Paralelo
3.213
3.220
Euro
3.844
4.011
Al 17.01.2018 Fuente SBS

Encuesta

¿Quién dio más coimas a gobiernos corruptos, Odebrecht o Lan Chile?