Por Rocío Ferrel

Hay conflicto de intereses porque el ministro Salvador del Solar, promotor inicial de la ley, es actor

Es una vergüenza la aprobación, por parte del Congreso, de la Ley de Cine, pues el Estado se compromete a dar dinero a los productores de cine, actividad con fines de lucro, sacrificando el magro presupuesto del ministerio de Cultura, que no alcanza para proteger el rico patrimonio cultural, arqueológico, del Perú, y mucho menos para financiar exploraciones arqueológicas de primer nivel.

Esta funesta ley fue promovida desde el año 2017, cuando el actual presidente del Consejo de Ministros Salvador del Solar era ministro de Cultura del gabinete del expresidente Pedro Pablo Kuczinsky.

Existió y existe un claro conflicto de interés, pues Del Solar es actor, es decir, está trabajando para financiar a sus colegas o amigos.

Esta ley aumenta a más de S/ 25 millones los fondos destinados a impulsar la industria cinematográfica, sin requerir recursos adicionales del MEF, es decir, sacrificarán otras prioridades para atender a los actores, sean malos o buenos, o produzcan cultura y valores o vulgaridad e inmoralidad, pues primará la subjetividad para brindar estas subvenciones.

Cómplice es el Congreso de la República. Infestado de sujetos ignorantes, que  aprobó este miércoles en primera votación, la Ley de Promoción de la Actividad Cinematográfica y Audiovisual, conocida como la Ley del Cine, con 46 votos a favor, 27 en contra y 7 abstenciones.

La aprobación se dio luego de que el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, usara su voto dirimente para negar la cuestión previa planteada por la congresista Karina Beteta (Fuerza Popular) para que el proyecto impulsado ahora por Francisco Petrozzi retorne a la Comisión de Cultura.

La Ley del Cine amplía los fondos destinados a la cinematografía peruana de 2000 a 6000 UIT, que equivale unos S/ 25´200,000. De este monto, se exige destinar anualmente el 40 % al incentivo del cine en las regiones.

Asimismo, la norma indica que el Mincul está autorizado a otorgar estímulos económicos a personas naturales o jurídicas nacionales que participan en la actividad cinematográfica y audiovisual.

¿Por qué no financian, en lugar de eso, la protección de nuestro patrimonio arqueológico o el Archivo de la Nación de la depredación y la destrucción? ¿Por qué no se promueve, si se aumentara el presupuesto del ministerio de Cultura, sin afectar los fondos para el patrimonio arqueológico, también la producción de libros o audiovisuales, por ejemplo, sobre investigación histórica, geográfica, lingüística (siendo el Perú un país con muchísimas lenguas), étnica, musical o pictórica?  Al menos en materias concretas tendríamos la seguridad de que participarían profesionales que garantizarían  estándares mínimos de calidad.

 ¿Quién dirá cuál es el límite de lo erótico sano, lo vulgar o lo pornográfico? Todo es relativo y dependería de los caprichos de los burócratas de turno.

¿A quiénes beneficiará esta nueva mamadera, o quienes serán las nuevas sanguijuelas del erario público? ¿Financiarán una película donde protagonice “La Chola Jacinta”, “La Chola Chabuca” y un sinfín de vulgares de la pantalla?

Tenemos escuelas cayéndose a pedazos, hospitales sin medicinas, postas sin médicos, Fiscalía sin recursos suficientes, policías en número insuficiente, agricultores sin capacitación, alpaqueros sin asesoría para que no muera su ganado, y tantas carencias, que indigna saber que estos sujetos del cine vivirán a costa del Estado.


La producción audiovisual (cine o documental), cada día es más barata, y si los actores quieren, pueden generar ellos mismos sus películas, sin necesidad de parasitar al Estado. Ejemplo son los aficionados “youtubers”, que si tienen talento suben vídeos que les hacen ganar dinero, y para ello no piden auxilio para financiarse. No necesariamente quien tiene más dinero hace mejores películas.

Aquí puede leerse el texto aprobado, donde en el artículo 4.1 se establece que para financiar esta ley no se solicitará más recursos al Tesoro Público, esto quiere decir que se sacrificarán otros rubros dentro del ministerio de Cultura:

https://www.scribd.com/document/409196300/Texto-Sustitorio-Ley-de-Cine-Peru-2019#from_embed

 

Artículo relacionado

Ministro “chicha” premia la vulgaridad dando distinción al “Gordo Casaretto”