equipo la hayaSobre las audiencias del tribunal de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se está desarrollando una amplia y sostenida campaña publicitaria y de prensa que tiene por objeto engañar a la opinión pública peruana para hacerle creer que el Perú —por la solidez de sus argumentos jurídicos e históricos— puede “triunfar” en esta controversia, tras haber capitulado militarmente, cedido 37 000 m2 de suelo tacneño y 36 000 km2 de mar territorial y consentido la hegemonía económica chilena en el Perú.

Una moneda al aire

En una película de vaqueros, de aquellas que surgieron con “El dólar agujereado”, se ve una escena muy interesante e inolvidable. Al pueblo llega un ladrón vengativo, que busca a determinado individuo. Lo encuentra y conversando en tono aparentemente amable le dice. “Echemos una moneda al aire: cara, estás muerto; sello, te mato”.

Esa es la situación que actualmente existe entre el Perú y Chile parásito. Políticos, militares, empresarios y periodistas peruanos, acatando la política chilena de cuerdas separadas, han colaborado todo el tiempo con el enemigo para que el resultado final sea necesariamente favorable a Chile, sin importar que en su sentencia la CIJ dé la razón al Perú o a Chile. No es la primera vez que saltan al escenario peruanos que colaboran favoreciendo la dominación chilena: la primera invasión de Chile contra el Perú —guerra chilena de 1837-1839 contra la Confederación Perú-Boliviana— ocurrió porque políticos y militares peruanos se aliaron con Chile para asegurarse de que el Perú fuese dominado por Chile, que llegó a ocupar la capital peruana.

Frente a un acto de guerra de Chile contra el Perú, colaboración

Debemos destacar que la demanda peruana ante la CIJ se presentó solamente por presión del pueblo peruano, pues los políticos y empresarios peruanos estaban felices con los robos de Chile. Así, ante un acto de guerra que es la ocupación militar chilena de los 37 000 m2 del Triángulo de Tacna y de los 36 000 km2 de mar, los lacayos peruanos de Chile no expulsaron militarmente a los invasores ni denunciaron los hechos ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; y cuando en 2008, obligados por las circunstancias, interpusieron la demanda1 ante la CIJ, tuvieron el cuidado de presentar la situación simplemente como un asunto de diferente interpretación jurídica y no como una usurpación que Chile comete contra la soberanía territorial del Perú.    

Ya hemos visto que los sirvientes de Chile, como anunciamos meses atrás3, no temen aparecer públicamente en Tacna y Lima para decir que Perú y Chile deben vivir en paz y colaborar, cualquiera que sea el resultado en La Haya. En el colmo del servilismo y la traición, la Confiep2 ha pedido que funcionen gabinetes binacionales Perú-Chile, para que se consolide el dominio político y económico chileno en Tacna3, puesto que siempre el área de influencia de los gabinetes binacionales es la zona fronteriza.

Estos peruanos vendidos en cuerpo y alma al dinero chileno afirman que los peruanos debemos olvidar los asesinatos, robos y terrorismo de Chile, para que así juntos peruanos y chilenos miren el futuro e intensifiquen el intercambio comercial que fortalezca a la fuerza armada chilena. Sostienen y preconizan que el Perú de todas maneras debe ser colonia de Chile y trampolín para las inversiones de Chile. Ah, el ministro de Relaciones Exteriores chileno dijo que Perú y Chile "se necesitan"... ¡un chiste de sinvergüenzas, puesto que todos sabemos que Chile necesita del Perú pero el Perú no necesita de Chile!

¿Qué es ganar y qué es perder en La Haya?

Los corruptos lacayos de Chile aprovechan toda ocasión para beneficiar al mandante que los coimea con tanta largueza, por lo cual plantean la siguiente idea propagandística: a) la usurpación chilena del Triángulo de Tacna y del mar de Grau es un asunto sin importancia que no debe afectar la relación entre el Perú saqueado y Chile ladrón y asesino; b) lo importante es convertir al Perú en colonia económica de Chile; c) la fuerza armada peruana no sirve para nada, es un estorbo.

El tercer componente —el referente a la fuerza armada del Perú— tiene por objeto desprestigiar a los militares peruanos y mostrarlos como inútiles e innecesarios. Por esta razón, cuando algunos “analistas” y otros bien sobornados sirvientes de Chile tocan el tema de qué pasaría si el fallo de la CIJ da la razón al Perú pero Chile se niega a acatar, dicen que el Perú podría presentar el caso ante el Consejo de Seguridad de la ONU, denunciar internacionalmente la situación y buscar sanciones económicas contra Chile4, etc.; pero en ningún momento manifiestan que la fuerza armada del Perú debe desalojar a los rateros chilenos que controlan tierra tacneña y el mar.

O sea que estos traidores consideran incapaces y cobardes a los militares peruanos. Quienes tenemos respeto por el Perú y por la memoria de nuestros héroes sostenemos que en caso de desacato chileno al fallo de la CIJ la respuesta digna y correcta es que la fuerza armada del Perú proceda a desalojar al enemigo chileno. Si no es así, ¿para qué tenemos fuerza armada?

Por qué Chile no tiene pierde

Chile, como el ladrón de la película, no pierde nada si el fallo lo obliga a retirarse del Triángulo de Tacna y del mar tacneño, porque esa zona nunca le ha pertenecido, y los chilenos saben muy bien que es así. ¿Y entonces por qué usurpan, sabiendo que podrían retirarse? Usurpan porque de esa manera, al tener prenda territorial en virtud de hechos consumados militarmente, entran en clara ventaja en esta controversia jurídica y obligan al Perú a negociar y ceder en los siguientes puntos que aseguran el dominio chileno:

1) Mantener abierta la frontera Chile-Perú y entregar los cielos peruanos a la aviación chilena (Lan-Latam).

2) Asegurarse Chile de obtener salida norte a su comercio. La historia de sangre, muerte y robo de Chile contra el Perú determina imperativamente que el Perú cierre fronteras y todo comercio con Chile, para protegernos de cualquier amenaza o agresión militar chilena. Sabiendo esto, la respuesta chilena ha sido corromper a políticos, militares, empresarios y periodistas peruanos para que, en vez de cortar, mantengan relaciones diplomáticas Chile-Perú y den paso libre a Chile. Es lo mismo que hizo Occidente con el Japón en la segunda mitad del siglo XIX: obligaron a los japoneses a abrir sus puertos para dominarlos, situación que se mantiene hasta hoy (Japón es un país sometido completamente a los EE. UU.).

3) Subordinar al Perú a los planes geopolíticos de Chile5. No solo se trata de que el Perú facilite al comercio chileno, sino que nuestra posición geográfica y capacidad productiva sirvan para la hegemonía que Chile empieza a ejercer en esta parte del Continente (la imagen es de un Chile expansionista y conquistador que utiliza a su sirviente y escudero Perú). Por eso, siguiendo órdenes de Chile, el Perú debilita la Comunidad Andina de Naciones (CAN)6 y se adhiere a la hechiza Alianza del Pacífico7, corrupto engendro sin continuidad geográfica que Chile y EE. UU. promueven como contrapeso al Mercosur.

4) Controlar el mar de Grau, lo que se manifiesta en dos aspectos: a) dominio chileno del transporte marítimo en el Perú mediante su marina mercante, agencias de aduana chilenas en el Perú y control de puertos; b) asegurar para Chile el control de los volúmenes de pesca en el mar peruano, que ahora están sujetos a la supervisión y autorización de Chile, lo cual significa poner en manos del enemigo chileno nuestra soberanía marítima y seguridad alimentaria8.

En pocas palabras, históricamente la cosa no puede ser mejor para Chile: roba territorios, los usufructua y, además, se beneficia comerciando con el país despojado. Los chilenos nos roban y encima los mantenemos.

Los peruanos en Chile

Siguiendo órdenes de su mandante y pagante Chile, en el Perú los políticos venales y traidores a la patria y los ladrones y ladronas de la comunicación sostienen que no importa cuál sea el resultado en La Haya, porque lo esencial —dicen ellos— es que continúe y se amplíe el intercambio comercial entre Chile agresor y el Perú. Destacan, además —presentando a Chile como país que no es enemigo—, que hay muchos peruanos en Chile, insinuando que los chilenos nos ayudan a resolver el problema del desempleo.

¿Cuál es la realidad en este asunto? La verdad es que el sistema imperante en el Perú, que es extractivista9 minero exportador primario, no solamente no resuelve el problema del empleo, sino que produce desempleo. Así, el Perú tiene millones de desempleados y subempleados que sobreviven en muy difíciles condiciones, o simplemente pasan a la condición de indigentes o delincuentes. En estas condiciones, se explica que unos 200 mil peruanos hayan ido a trabajar en Chile.

La actitud de los chilenos frente a los inmigrantes peruanos es ambivalente. Por un lado los humillan, los insultan, les escupen en la calle y los maltratan, echándoles en cara que son pobres y muertos de hambre, que son indios feos, que son sinvergüenzas, etc.; pero por otro lado, al ser Chile un país más formal y organizado que el Perú, les pagan más que acá, los ponen en planillas, etc. ¿Por qué hacen eso?, ¿por qué los chilenos reconocen allá a nuestros compatriotas precisamente los derechos que los empleadores peruanos les niegan? Lo hacen, entre otras razones, porque desean que se amplíe su mercado interno con personas que tengan al menos una capacidad adquisitiva que no sea marginal. La población de Chile, con 17 millones de habitantes, es apenas algo más de la mitad que la población peruana, y por eso les importa que todas las personas sean consumidoras. Entonces, desde el punto de vista económico, los inmigrantes peruanos favorecen a Chile al cumplir con su trabajo y con su capacidad de consumo una función económica generadora de riqueza.

En contraste con esto, el modelo económico peruano se sostiene con la precarización del empleo, lo cual significa bajísimo o nulo poder adquisitivo de millones de peruanos, y así se ve que más importa el mercado externo (exportación) que el mercado interno, que se fortalecería con mejores salarios. Los empresarios chilenos comprenden eso y no explotan tanto a los trabajadores. En conclusión, los políticos peruanos corruptos e incapaces y los empresarios peruanos corruptos e incapaces nunca van a poder crear empleo para todos los peruanos en nuestro país, pese a que es el de la riqueza más diversa del Continente, por lo cual les resulta maravilloso que se vayan a Chile cuantos desempleados puedan largarse. O sea que todos contentos: los peruanos corruptos e incapaces se libran de crear empleo, y los chilenos ladrones fortalecen su mercado interno.

¿Cuál es el favor que Chile hace recibiendo a los peruanos?, ¿quién sale ganando con la llegada de peruanos a Chile?, ¿deben los peruanos que van a Chile agradecer algo a los creadores de miseria que los botan del Perú y agradecer también a los que los reciben en Chile?

Guerra y dominación o paz

Una guerra tiene objetivos políticos y económicos. Dentro de la visión estratégica de Chile está el proyectarse al norte dominando y utilizando al Perú; eso puede lograrse mediante guerra o corrupción; mas lo importante es el resultado, el logro.

En ese sentido las fronteras abiertas, las relaciones diplomáticas y el comercio Chile-Perú sirven al propósito chileno de ganar a su favor la colaboración de políticos, empresarios y militares peruanos que se sienten felices con la dominación chilena y jamás se oponen a ella. Por supuesto que nunca van a estar contentos los chilenos, y siempre buscarán más. Por ejemplo, ya han coimeado fuerte a sus fámulos peruanos para que —mediante el gas y la energía geotérmica de Moquegua— en el sur peruano se produzca más electricidad que el Perú entregará para satisfacer las necesidades de Codelco. Como el expansionismo chileno es permanente, la paz con el Perú solo significa periodos intermedios entre campañas de dominación chilena, que se realizan todo el tiempo mediante guerra o mediante soborno.

Para ganar y protegernos

Nada de lo que se haga con Chile es bueno para el Perú, según hemos visto en lo referente a peruanos que emigran a Chile. Ni siquiera el intercambio comercial Chile-Perú es bueno como dicen los sobornados por Chile, quienes destacan que más vendemos a Chile que le compramos. Lo que callan estos traidores es que con el intercambio comercial con el Perú Chile persigue tres objetivos estratégicos: primero, se protege de bloqueos comerciales por parte de Bolivia y Argentina; segundo, se nutre con productos peruanos y da salida a los que ellos ofrecen; tercero, crea dependencia comercial del Perú hacia Chile al debilitar y desdibujar el comercio peruano con Bolivia, Brasil y Argentina, que constituyen un mercado infinitamente más grande que el chileno.

Entendiendo qué está en juego y cómo plantean y conducen la situación Chile y sus aceitadísimos agentes peruanos, nuestro objetivo es evitar para siempre el constante peligro de agresión militar de Chile contra el Perú y el parasitismo económico de Chile en nuestro país. Como sabemos que relaciones diplomáticas con Chile y comercio con Chile son siempre pérdida territorial, atraso, peligro y sometimiento, debemos optar por la paz permanente, que se consigue poniendo en el punto Concordia una señal segura10, cerrando la frontera Perú-Chile y cortando relaciones diplomáticas. Así nos curamos en salud y protegemos nuestra sangre, alejándonos de la insaciable garrapata chilena.

_________________

1 Leer Texto de la demanda del Perú ante La Haya.

2 La agencia Andina informa el 25-11-2012: “El vicepresidente de la Confiep, Alfonso García Miró, propuso realizar reuniones de gabinetes binacionales entre Perú y Chile con la finalidad de consolidar la confianza entre ambos países y trabajar una agenda de desarrollo, al margen del contencioso marítimo en la Corte de La Haya”.

3 Leer Tacna humillada por Chile en aniversario del 28 de agosto, que ilustra sobre los latigazos que Chile aplica en el rostro de Tacna y Emergencia: Chile continúa tomando control de territorio peruano y funciones del estado peruano.

4 El diplomático peruano Oswaldo de Rivero cumple con advertir a todos que nada pasará a Chile si desacata el fallo. Es 99% probable que en este caso el Consejo de Seguridad se abstenga de imponer cualquier sanción que obligue a Chile a retirarse del área usurpada. Leer La controversia de La Haya vista por estrategas chilenos.

5 El documento oficial chileno Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa 2012-2024, publicado en julio del presente año, demuestra que la aquiescencia y dócil sometimiento del Perú se ajusta a los presupuestos estratégicos y las proyecciones geopolíticas de Chile que, sabiendo que sus mayordomos peruanos no le van a fallar, planifica su futuro de robo y saqueo. El Perú cumple su parte en la planificación estratégica de Chile y trota al paso que le marca el patrón. Leer Perú sirviente y Chile respaldan reforma integral del Consejo de Seguridad de la ONU y Chilenos felices: Humala no denuncia en Europa la invasión chilena del Triángulo de Tacna.

6 Este sabotaje peruano dictado por Chile tiene por objeto, en primer lugar, impedir que la CAN actúe como unión aduanera; en segundo lugar, desarticularla y desbaratarla dificultando la permanencia de países no sirvientes de EE. UU. (Venezuela, Ecuador y Bolivia). Así, ya se forzó el retiro de Venezuela, Bolivia está con un pie afuera, y Ecuador va quedando aislado (con los proyanquis Colombia a un lado y Perú al otro). En las ruinas de la CAN solo quedarían sus liquidadores, que son Perú y Colombia, sirvientes de EE. UU. ¡Qué integración regional ni ocho cuartos! ¡Qué mercado interno ampliado ni nada! ¡Subordinación a Chile, señores! Leer Bolivia: Gobierno celebra adhesión a Mercosur, pero los empresarios mantienen alerta y CAN y Mercosur: ¿Dividiendo la región?

7 Leer Error geopolítico: Alianza del Pacífico, trampa chilena para colonizar el Perú y Perú carga con los problemas de Chile en perjudicial Alianza del Pacífico.

8 Leer Vergonzosa claudicación del gobierno: Chile pasa a controlar el mar peruano y bloquea investigación científica del Perú 

9 El 75% de la selva del Perú está lotizado para toda clase de actividades extractivas. Los políticos peruanos corruptos e incapaces y los empresarios peruanos corruptos e incapaces todo lo ven actividad extractiva, tienen fobia de las actividades transformativas.                                                

10 En forma grosera y que causa vergüenza, la diplomacia peruana y los gobiernos peruanos vendidos a Chile repiten la opinión chilena de que en la orilla del mar no se puede poner ninguna estructura que sirva como señal demarcatoria. ¡Estos mequetrefes olvidan que desde hace más de 2000 años se construyen espigones y faros! Si fuese cierto lo que dicen, no existirían puertos ni muelles, ni defensas contra la erosión del mar ni faros.


Artículos relacionados

Cómo Chile controla la política peruana y a los políticos peruanos

Cuerdas separadas que asfixian y dominan: Alianza del Pacífico

Aspectos de la defensa del Perú

Más inversiones chilenas en el Perú para espiarnos

El Perú en peligro. Verdadero rostro del enemigo: Espionaje de Chile

Empresas chilenas en el Perú destruyen empleo

Rateros chilenos sanguijuelas de peruanos

Empresas chilenas son las peores en el Perú: encabezan quejas

Gravísima situación de seguridad nacional y de explotación laboral en Ica

Estado chileno adquiere más tierra en el Perú

Lumpen periférico: Chile al acecho

Desfile militar: Rateros chilenos vencedores dan lección a derrotados militares peruanos

Plan chileno de ataque preventivo va dirigido única y exclusivamente contra el Perú

Pistas del trasiego del hampa peruana a Chile

Sirvientes de Chile honran al asesino chileno de teniente del monitor Huáscar Jorge Velarde

Tipo de cambio oficial S/.

Moneda Compra Venta
Dólar US
3.815
 3.821
Parelelo 3.810
 3.835
Euro 4.574
 4.814
Al 07.05.2021 Fuente SBS

Encuesta

¿Por qué postula esta vez a la presidencia Keiko Fujimori?