La irresponsabilidad de Alan García y el patético apoyo liberal



Por Juan Sheput

El Dr. Alan García a veces pareciera que no es consciente de su papel como Jefe de Estado. No percibe que como primer mandatario es la persona llamada a dar ejemplo, ya que el pueblo peruano por inercia está pendiente de él.

Corrupción en trompo: Construcción de Hospitales se debe detener

Por Juan Sheput

El 18 de Enero en este blog posteamos la entrada "De la salita del SIN a la suite de Canáan", en la cual anunciábamos las semejanzas entre la corrupción fujimontesinista y la actual aprista. Con el mismo título, un mes después, Gustavo Gorriti escribe en la revista Ideele "De la salita del SIN a la suite de Canáan" crónica que, en el estilo de Gustavo, trata de los micrófonos que habrían colocado en la suite por la cual habrían desfilado desde el ex premier Jorge del Castillo hasta los ex ministros Luis Alva Castro, Hernán Garrido Lecca y Carlos Vallejos así como el mismo premier Yehude Simon y otros presidentes regionales.

La escandalosa fuga de los narcotraficantes Christian y Carlos Motte


Por Juan Sheput*


No tengo la menor duda que los acusados de narcotráfico Christian Motte Ramírez y Carlos Motte Picone han salido en libertad con una gran ayuda desde los niveles más altos del poder. la razón es que, por su relación con Rómulo León, saben demasiado y ayudarían a desentrañar la red de corrupción que, repito, llega a los más altos niveles del Estado. En ese sentido el análisis que hace el blog Desde El tercer Piso es impecable, y en cualquier país civilizado daría origen a un serio cuestionamiento sobre la calidad moral del actual gobierno y sobre la viabilidad de su continuidad constitucional. No es una exageración empezar a hablar de vacancia presidencial. La seguidilla de hechos corruptos que tienene desenlaces extraños así lo ameritan.

Infiltración ideológica, Casas del Alba y Menchola

Por Rocío Ferrel


En rechazo a la manipulación por parte del congresista Walter Menchola del grupo parlamentario que investiga a las Casas del Alba, presentan hoy su renuncia los congresistas Víctor Isla Rojas y Edgard Reymundo, quienes denunciaron que Menchola trató de imponer su posición unilateral.

Desunidos e indiferentes

por Herbert Mujica Rojas


En su libro, El poder de un símbolo patrio. Clave de la identidad e integridad, Julio César Rivera Dávalos (Editorial San Marcos EIRL, 2008 primera edición), consigna párrafos de alto contenido polémico. Leamos.

Una adolescencia ilimitada

Por José Carlos García Fajardo*

Nuestros jóvenes no son unos cretinos. Si nos fijamos bien descubrimos en ellos nuestro propio reflejo, no sólo físico, sino también cultural. Han heredado la sociedad que les hemos dado, son más libres, más tolerantes, más seguros de su capacidad y competencia. Pese a que la supervivencia parece exigirles la adaptabilidad de la ameba, puede que muchos de ellos echen en falta valores e ideales que estructuren su futuro y dé más sentido a sus vidas, resume al final de su trabajo La infancia más corta, la adolescencia más larga, José Luis Barbería comentando el Séptimo estudio Juventud en España 2008.

Educación y política de Estado

Por Gustavo Espinoza M. (*)


Decía José Antonio Encinas hace ya muchos años que en el Perú la dirección de la enseñanza se mantiene al margen de cualquier proceso de renovación; que los maestros siguen la ruta trazada por un conservadurismo enervante; que la escuela funciona a base de principios educativos destinados a conculcar la personalidad del niño; que el niño permanece ignorado y abandonado en su totalidad; que la política opone obstáculos insalvables para la dignificación de los maestros.

Por Juan Sheput

A veces pienso que el Perú es un país enfermo, con el sistema inmunitario debilitado desde que una infección viral de origen asiático lo asoló durante 10 años. El daño causado por una convivencia maligna de una década deterioró nuestras instituciones, maleó la política y corrompió las formas decentes de comunicación. Los esfuerzos por recuperarnos fueron saboteados por protagonismos de diestra y siniestra, de gente sin talante político que redujo la transición (leáse recuperación) a un periodo mínimo de 9 meses, cuando el proceso, se sabe, debe durar muchos años.