Por Herbert Mujica Rojas

La magra soledad del impresentable fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, dibuja la vergonzosa y tremebunda derrota de las mafias que medran en y alrededor del Estado. El peón bobo y obediente terminó achicharrado y de seguro, en no mucho tiempo, preso. Las gavillas de opinantes, difamadores metidos a “periodistas” y rentados para distraer con banalidades y pretextos, han vuelto a su natural ridiculez que no admite disimulo.

Hace unos días, desde una cuenta en Facebook –usada como fachada por una extinta revista de cuyo nombre no quiero acordarme– fui insultado, calumniado y difamado. Siguiendo esa oscura consigna de lanzar la piedra y esconder la mano, unos pseudoperiodistas atentaron contra mi honor y mi dignidad personal, solamente para ridiculizar mi columna semanal en el diario Expreso.

Por Alfredo Palacios Dongo

Como para que pase desapercibida la grave realidad sobre drogas en nuestro país, faltando solo tres días para la navidad fue publicado el último Monitoreo de Cultivos de Coca -diciembre 2018 por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) conjuntamente con Devida (normalmente es publicado meses antes), el cual obviamente pasó inadvertido y no pudo ser analizado. La mayoría de datos clave registrados de 2017 aumentaron respecto al año anterior, entre ellos, el área de cultivos 49,900 (+14%) con incremento continuo los últimos 3 años, también aumentó la producción de hoja seca 117,292 TM (+11%) principal insumo para producción de cocaína cuyo valor de producción alcanza US$ 399 millones (+22%), contrariamente lo que disminuyó fue la erradicación de cultivos registrando 25,784 ha (-14%)La incautación de pasta básica (15.3 TM) y clorhidrato de cocaína (21.4 TM) es irrisoria comparada a la producción que sale al exterior y aunque no se cuenta con cifras oficiales desde hace 10 años (la última fue de 302 TM)  se calcula que podría llegar hasta 500 TM) los monitoreos desde 2008 repiten que no cuentan con el factor actualizado de conversión coca-cocaína, lo cual es inaudito.

Cultivos de coca aumentan, como este en fase productiva

Por César Vásquez Bazán

La estafa académica perpetrada por Alan García Pérez

Pontificia Universidad Católica del Perú Certificado de Estudios de Alan García Pérez en la Facultad de Letras y Ciencias Humanas. El documento muestra las materias y calificativos obtenidos por Alan García Pérez en el primer y segundo años de estudios de Letras, cursados en 1965 y 1966.

Por Raúl Allain (*)

El año 2018 llega a su fin y el Perú continúa entrampado en el círculo vicioso de la corrupción política, la violencia social y el aumento de los índices de criminalidad. En medio de todo, llegan noticias de aumento de la anemia y desnutrición, algo paradójico en un país que se vanagloria de ser el paraíso de la gastronomía.

Por Wilfredo Pérez Ruiz (*)

En pocos días termina el mandato del alcalde de Lima. Según las novísimas encuestas de Ipsos Perú, cuenta con el 76 por ciento de rechazo y, únicamente, un 20 por ciento lo aprueba. De esta forma, asistimos a la culminación de la administración que apadrinó la célebre consigna popular “roba, pero hace obra”.

Por Rubén Alexis Hernández

Cuando estoy con mi hijo pequeño es fácil darse cuenta de la hermosa inocencia de los niños, esa que por desgracia para la vida en el planeta no tenemos los adultos. Inocencia que se refleja en el constante sonreír, en la tierna mirada, en la ausencia total de maldad y en el permanente deseo de jugar; inocencia infinita que brota de cada poro de la piel de mi pequeño; inocencia que me hace recordar con nostalgia mi propia niñez. Tener la oportunidad de estar con mi hijo y poder jugar con él a las escondidas o a las encestadas, por ejemplo, es tan maravilloso y mágico que hace que valga la pena vivir, sólo para tener la oportunidad de seguir disfrutando de su compañía y de reír a su lado, al menos mientras aún conserva la inocencia.

Termina ya el año políticamente más intenso y sorprendente de lo que va del siglo en el país. Los resultados del referéndum del 9 de diciembre pasado, consagraron una victoria indiscutible del Presidente, por extensión de su gobierno, en la consulta ciudadana que lanzaran meses atrás. Los votos válidos por el Sí (conformación de la Junta Nacional de Justicia, regulación del financiamiento de partidos y prohibición de reelección inmediata de parlamentarios) estuvieron por encima del 85% en la gran mayoría de regiones, superando el 90% en siete de ellas, mientras el No a la bicameralidad fue más contundente aún y estuvo por encima de ese porcentaje en trece departamentos del país.

Por Raúl Allain (*)

El fenómeno de la globalización se viene imponiendo en el mundo. Lo que era impensable hace décadas, es ahora una realidad, especialmente por el desarrollo vertiginoso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación.