Juan Carlos Valderrama 

Soy el COVID -19 su enemigo mortal y pongo en su conocimiento que no respeto edad, sexo, raza, condición social, educación, posición económica, política, trabajo, farándula, ni fechas importantes tales como: el día del trabajo, el día del niño y menos aún el día de la madre y he venido hasta aquí para que aprendas lo siguiente.

Juan Valderrama

biblioteca publicaPor. David Auris Villegas. Escritor y pedagogo

¡No tengas miedo de leer! Solía gritar mi abuelo viendo mi rara timidez. Estas perdiéndote la fiesta de la vida, piadosamente agregaba antes de acostarse feliz en su cama atestado de viejos libros que hoy disfruto, agradeciendo haber transformado mi vida; repleta de retos y oportunidades, como hacer aquello que me encanta: leer y escribir para vivir mejor.

Carlos Enrique Delgado Guerrero

Cual película de ciencia ficción nos vamos alucinando y espeluznando cada día más con los mensajes que recibimos durante la cuarentena, cuarentena que ya supera los cuarenta días como su nombre lo indica, llevando a límites insospechados a la convivencia como se le conocía, de un momento a otro sin aviso alguno nos llegó este tiempo de prueba para todo y para todos desde los estratos socioeconómicos más pudientes hasta la pobreza extrema, el covid 19 no discrimina solo llega como un silencio verdugo y se lleva la vida de miles de personas alrededor del mundo sin precedentes.

 

covid 19 U Lieja

bebe recien nacidoCarlos Javier Jarquín

La niñez es el despertar de la existencia humana, para algunos es una fase encantadora, para otros puede ser lo más sombrío de su existir. Para quienes han tenido y tienen el honor que su llegada a este mundo sea de júbilo para sus padres, familiares y amistades deben sentirse cordialmente dichosos, porqué millones de personas hemos sido recibido con llanto, dolor, miedo y excedente grado de preocupación por ejemplo; una mujer joven menos de 20 años si por algún apasionado accidente salió inesperadamente embarazada y ésta financieramente no es autónoma, cuándo decide contarle a su novio que está encinta, ella recibirá estas 4 respuestas:

Escribe: Milcíades Ruiz
 
En su recorrido alrededor del sol, nuestro planeta siempre empieza a inclinarse en sentido contrario a su posición anterior en cada equinoccio. En marzo pasado eso marcó el inicio de otoño para el hemisferio sur y el de primavera para el hemisferio norte. Desde entonces, cada día que pasa recibimos menos tiempo de luz solar hasta el 21 de junio que tendremos el día más corto del año, cuando la inclinación llegue a su punto máximo, 13 grados, marcando el solsticio de invierno. ¿Y qué tiene que ver esto con la crisis actual que nos agobia? Veamos: 
 
 
cosecha liliaceas

Mg CPCC Luis Alberto Latínez Carpio*

Nuestro sistema de salud está por colapsar. Nos falta todo: Respiradores, Pruebas Moleculares, Mascarillas, protección de Bio seguridad al personal de salud, no hay camas para Unidades de Cuidados Intensivos, etc.

 

hospital coronavirus Peru

Guillermo Olivera Díaz 
 
Mis lectores pararán mientes de cuánto odiaba a Alan García, a Alberto Fujimori y a su hija Keiko, así como al chueco Toledo y al mudo Castañeda, entre otros zamarros. Ah, a Alex Kouri lo taché para que no sea alcalde de Lima y salí airoso. Lo real es que reprobaba sus fechorías, eso aún no cambia ni debe mutar.
 
 
bill gates god Guillermo Olivera Diaz 4

David Auris 2Por. David Auris Villegas*

Desde mi refugio, observo espantado a un EE. UU. desangrándose, víctima del COVID-19 y a una vieja Europa batallando ferozmente. América Latina, parte de Asia y África suplican un milagro mesiánico debido a su extraordinaria dependencia tecnológica.

Francisco Durand
 
La pandemia está poniendo el país de cabeza. Me refiero no tanto a la vida cotidiana, sino al hecho que la crisis pone al Estado como el actor principal y la salud de todos como problema inmediato a resolver. El valor fundamental es la solidaridad, no el individualismo o la motivación al logro material. Vaya cambio. 
 
 
virus lucro Stephen

David Auris VillegasPor. David Auris Villegas*

¿Quién sabe si al final de esta pandemia una legión de descamisados acabemos desconsoladamente arruinados en Infocorp?, mientras los cleptómanos y tentadores bancos, demostrando su refinada educación sagaz, emergerán más robustos como los hacendados de la nefasta guerra del salitre. Estas entidades a pesar de cobrar los intereses más altos del planeta gracias a la complicidad de leyes generada desde el congreso y el ejecutivo, ensañándose en tiempos de coronavirus, arrebatan cínicamente los últimos centavos de sus agonizantes clientes.