Desde Canadá

Me gusta su revista, ojalá los periodicos escribieran con tanta claridad e imparcialidad sobre la realidad. Pero no, sobre todo El Comercio esta cada dia habla mas tonterias y se nota que son sirvientes de Chile.

“Somos más”

Siguen pensando en el '79.

No quería decirlo, pero vuestros artículos generan una sensación hilarante junto con una absoluta pena al ver que en nuestro país todavía hay BURROS. Llámenme prochileno, si quieren. Total, a palabras necias, oídos sordos.

Fuera del tema de Joseph Dager, veo que la línea que ustedes llevan más que defender la soberanía nacional es actuar a la defensiva y atacar a todo aquel que no profese un odio a nuestro vecino, hermano y amigo país del sur.

Chilenos detestan a Con Nuestro Perú

Siguen aumentando nuestros lectores en Chile... y cada vez recibimos más insultos de ellos (que no publicamos todos), pero es una curiosidad ver la confusión de pobres mentes, como esta:
¡Peruanos de mierda!, déjense de hablar huevadas y no creen problemas a la exportación de gas a chile, ya que lo necesitamos mucho... cholos egoístas y mezquinos. En el mediano plazo Chile no va a tener problemas con el gas, ya que recibiremos gas de Bolivia, Ecuador (golfo de Guayaquil) y Perú (Camisea).
Atentamente, un chileno preocupado por sus sentimientos antichilenos.

Eduardo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sobre la Historia del Perú

Señores de Con Nuestro Perú:

Muchas gracias por mantener esta revista gratis en internet. Ahora que mis hijos están yendo al colegio los puedo guiar con las aclaraciones que ustedes han hecho sobre la Guerra con Chile y las falsificaciones de la historia que están editando peruanos traidores vendepatrias y renegados, seguro que por dinero están cambiando la historia denigrando a nuestros héroes y alabando a la banda de rateros y criminales que tanta sangre derramó en el Perú. Es una afrenta.

Sobre Hunt Oil

 He leído con detenimiento su articulo sobre Hunt Oil y realmente es  patético, porque solamente se dedica a denigrar a las personas, pero revela un total desconocimiento técnico. Parece el clásico discurso de un comunista resentido social, que sólo se dedica a destilar cizaña y no construye nada.

Sobre Rosa María Palacios

Para empezar ella no es periodista es Abogada, y si hay algo de deficiencia "periodistica" en su programa, deben reclamarselo al jefe de esa area, averiguen el nombre antes de hechar barro a una conductora que a pesar de algunos deslices a demostrado ser mas entera y menos politizable, caso contrario con la periodista "Chichi" Valenzuela, quien cambia su postura segun el invitado, la coyuntura y segun la conveniencia.

Sobre Coronel Arnaldo Panizo

Señor director:

Leí con cierta preocupación la publicación que Uds. hicieron sobre "Guerra de Perú - Chile. Cáceres en la contraofensiva". En ella se narran una serie de impresiciones y falsedades sobre la participación del coronel Arnaldo Panizo, resaltando la figura del general Cáceres.

Maltrato a niños peruanos en Chile

Los felicito por su labor periodística, difundiendo la verdadera historia del Perú, rescatando valores y el orgullo nacional porque como muchos de los que me han antecedido, nuestra Patria es grande y merece otro destino, muy ajeno a la manipulación corrupta especialmente de los últimos gobiernos "democráticos" que hemos tenido.

Prensa libre

—Lo del mar
 —Lo del gas
 —Lo de los contratos raros
 —Lo de los empleos que son sólo para los apristas
 —Yo pienso que son iguales que los de esos tiempos aquellos
 —Yo pienso que nos siguen engañando como a un pueblo ignorante y muerto
 de hambre
 —Yo pienso que ellos —y seguro estoy— son unos sinvergüenzas
 —Yo pienso que si en días próximos haya una guerra con cualquier país vecino.
Esos sinvergüenzas nos dejan en la calle y se van a otro país para nuevamente regresar a mentirnos.
 —He visto y constatado que ellos no quieren a nuestro bendito Perú.
 —He visto y constatado que no quieren a nuestros peruanos, porque han aceptado que siempre nos humillen, porque han aceptado que nos roben, porque han aceptado que nos exploten.