Juan Carlos Herrera Tello*

Hace un año, se publicó una de las obras más completas de investigación histórica en torno a la vida de un personaje controvertido como Mariano Ignacio Prado, en cuyo paso por la historia de nuestro país abundaban las medias verdades, la adulación, la leyenda simplona y hasta la falsificación de documentos.La Universidad Particular San Martín de Porras publicó el texto del congresista Víctor Andrés García Belaunde: El expediente Prado, que fue presentado por Carmen Mc Evoy, Fernan Altuve Febres Lores, Nelson Manrique, Juan Luis Orrego Penagos y Juan de la Puente, además de otros publicistas que han comentado el texto favorablemente en artículos de opinión y breves ensayos. A todo esto se suma que en un año el libro tiene una primera edición y tres reimpresiones, y ni la piratería ha logrado que el texto original se siga adquiriendo no obstante la diferencia económica.

El expediente Prado

Fallece un 9 de agosto de 1914, Presidente de Argentina, 1910.

Capitán Eloy Villacrez


Nuestro país debe gratitud eterna a este ciudadano argentino, que un día en respuesta a su conciencia y  la lealtad a las causas justas, sentó plaza en el Ejército Peruano, para defender nuestra Nación de la agresión chilena en 1879. Llegó a comandar unidades de nuestro ejército en la decisiva batalla de Tarapacá y en el sacrificio de Arica a ordenes de Bolognesi, tras la derrota peruano-boliviana, permaneció prisionero de los chilenos por seis meses.

Roque Saenz Pena

Carlos Pongo

El martes 10 de Julio de 1883 en las afueras del pueblo andino de Huamachuco se libró la última batalla entre las fuerzas militares  de ocupación chilena y las fuerzas de la resistencia peruana dirigidas por el Grl. Andres Avelino Caceres.

andres a caceres c entero
 

La toma del lago Titicaca fue una campaña lacustre realizada en el lago Titicaca, ubicado en las fronteras de Bolivia y Perú, en 1883 durante la Guerra del Pacífico. Consistió en transportar una lancha torpedera desarmada por ferrocarril desde el puerto de Ilo hasta Punoy lanzarla a las aguas del lago Titicaca para operaciones de patrullaje y de esa manera evitar la navegación, las comunicaciones y el posible uso militar de fuerzas bolivianas y peruanas. Con esta operación se logró ejercer el control en la zona hasta el final de la guerra.

Torpedera colo Colo 2
Lancha Colo Colo

Abelardo Gamarra (1886)

EL EJÉRCITO DEL CENTRO

Aunque el objeto principal de este libro, según la mente de su autor, ha sido referir aquello que hasta hoy permanece más ignorado: el saqueo de Huamachuco por las fuerzas chilenas, no ha querido dejar de hacer el relato de la memorable batalla que le precedió, aunque sea demasiado suscintamente, relatando, así mismo, la penosísima marcha del valeroso ejército del centro, cuya historia en apuntaciones generales ha juzgado conveniente ofrecer, en este día, en que dos fechas gloriosísimas conmemoramos a la vez: el 9 y 10 de julio.

huamachuco

Juan Carlos Flórez Granda*

Mientras realizaba una investigación para preparar una semblanza histórica de Bolognesi, encontré un artículo anónimo publicado el 7 de enero de 1882 en el periódico “Rejistro Oficial” del departamento de Ayacucho, el cual, conmemorando el primer año de esa gesta, contenía una entrevista al mismo Bolognesi días antes de la batalla.  

Francisco Bolognesi 2

francisco bolognesiMiguel Ángel Rodríguez Mackay

Ayer, 7 de junio, los peruanos recordamos la gesta de la Batalla de Arica, donde Francisco Bolognesi, junto a su Estado Mayor de 13 altos oficiales, y con ellos cerca de 1900 combatientes, salvaron el honor nacional al decidir defender la Plaza antes de que caiga en manos del ejército chileno con 6000 hombres.

henry meiggsJuan Carlos Herrera Tello*

Asistimos a uno de los escándalos más sonados de lo que va de iniciado el presente siglo, donde la estafa y la corrupción van de la mano con un brazo legal sólido que permitía que lo delictivo tuviera el cariz de lo legal. Es así cómo la organización de Rodolfo Orellana Rengifo se ha desarrollado y encontramos su símil, allá por finales del siglo XIX cuando un aventurero norteamericano llamado Henry Meiggs, en base al soborno y la corrupción, auxiliado por “personalidades” de la época logró arruinar al Estado peruano ad portas de la guerra con Chile.

jose joaquin inclan gonzales vigil
  Coronel José Joaquín Inclán Gonzáles Vigil

Historia, madre y maestra
La tragedia del 79, Alfonso Bouroncle Carreón, Studium, Lima*

La batalla de Tacna ha sido descrita en detalle por múltiples historiadores, no viniendo al caso repetir lo ya manifestado, por lo cual, se presenta breve crítica y comentarios sobre el suceso.

En primer lugar se tiene la falta de unidad de comando en el ejército aliado. Por un lado la jefatura de Tacna estuvo en razón de qué presidente del Perú o Bolivia se encontrare presente en la localidad, en base al acuerdo entre los aliados, resultando que, Montero fue el jefe del ejército hasta días antes de la batalla en que llegó a Tacna el Presidente de Bolivia, pasando a sus manos el comando. Además, entre los ejércitos primero y segundo del Sur, no había vínculo alguno, ya que el segundo con sede en Arequipa, dependía de su comandante en jefe, y éste sólo obedecía a Piérola. Esa situación determinó que las tropas de Gamarra en Moquegua, dependían de Arequipa y no de Tacna, pese a conformar con este último un solo frente contra el enemigo que, justamente, inició sus operaciones en ese departamento y, al producirse la derrota de Los Angeles, los restos del ejército de Gamarra y sus jefes y oficiales se retiraron hacia Arequipa, en lugar de ir a reforzar al primer ejército. Por último, había una separación entre los mandos militares y el civil representado por los prefectos, quienes podían o no apoyar las operaciones militares.

Por Juan Carlos Flórez Granda*

 

Después de más de un siglo aún podemos encontrar y rescatar parte del pasado histórico que comprende la guerra con Chile, no solo en este lugar sino en innumerables lugares de Lima. No es de extrañar (y ya lo hemos comprobado) que en un área de cualquier calle de San Juan de Miraflores, donde hubo batalla y esté libre de asfalto, al pasar el detector de metales se pueda encontrar balas o botones peruanos y chilenos.

 

Curayacu