Historia, madre y maestra

Piérola IV

Manuel Gonzales Prada
por Manuel González Prada; Figuras y figurones, Obras, Tomo I, volumen 2, pp. 337-373, Lima 1986


IV

Y semejante hombre, empinándose más alto que Bolívar, se congratula de "haber construido el nuevo hogar del Perú".

Imaginar que se pega un tajo decisivo entre el pasado y el porvenir de una sociedad, que merced a unas cuantas leyes mal trasegadas se muda la condición mental de un pueblo, y que se amasa y se amolda a los hombres como si poseyeran la maleabilidad de la cera, es abrigar una concepción infantil de las cosas. Las aglomeraciones humanas no se parecen a bolas de billar que lanzamos con el golpe del taco ni a fluidos gruesos que adaptamos a la forma del recipiente: como los individuos, las colectividades poseen su yo más o menos reductible. Para modificar a un pueblo se necesita modificar a los individuos, no sólo intelectual y moralmente, sino de un modo físico. ¿Qué higiene o qué medio de obtener una alimentación sana y barata nos ha dado Piérola? ¿Qué escuelas ha fundado? ¿Qué lecciones de moralidad nos ha ofrecido? El constructor de hogares nuevos no puede ni siquiera ofrecérsenos como ejemplo de buen esposo, desde que ha vivido y vive en el seno de la lubricidad, considerando las puertas falsas como resortes de gobierno, el proxenetismo como institución social y la cantárida como indispensable colaborador político.

Historia, madre y maestra

Piérola III
aves guaneras

por Manuel González Prada; Figuras y figurones, Obras, Tomo I, volumen 2, pp. 337-373, Lima 1986

III

¿Se dirá que el hombre antiguo, el Piérola de 1880, no debe igualarse al Piérola de hoy, instruido ya con su larga residencia en Europa y amaestrado con las lecciones de la experiencia? Así lo piensan muchos, resignándose a que el Perú haya sido un ánima vili o mandíbula de muerto donde un aprendiz de sacamuelas ensaya sus tenazas y adiestra sus manos. De modo que gastamos el oro, vertimos la sangre y perdimos la honra para que un buen señor se perfeccionara en el arte de gobernarnos. ¿Lo hemos logrado?

Historia, madre y maestra

Piérola II
Nicolas de Pierola
por Manuel González Prada
; Figuras y figurones, Obras, Tomo I, volumen 2, pp. 337-373, Lima 1986


II

Aunque la fisonomía del hombre quede ya esbozada en sus rasgos característicos, debemos acentuarla más: no importa recargar las líneas o incurrir en algunas repeticiones.

Historia, madre y maestra
Nicolas de Pierola


Piérola I
por Manuel González Prada; Figuras y figurones, Obras, Tomo I, volumen 2, pp. 337-373, Lima 1986

Por más que los europeos nos miren retratados en libros y diarios o nos vean desfilar en caricaturas y sainetes, nunca se formarán una idea precisa del ambiente que respiramos ni se imaginarán con exactitud a los hombres que nos gobiernan.

Historia, madre y maestra
Documento N.o 145*

Guerra Perú Chile 1879. Cáceres declara nulos actos de la administración Iglesias

Andres Avelino Caceres


Andrés Avelino Cáceres, presidente provisorio de la república

Considerando:

Que desconocida por todos los pueblos, desde su origen, la autoridad del supuesto gobierno de Lima, no ha tenido ni tiene éste título alguno para ejercer actos que puedan obligar a comprometer a la nación;

Historia, madre y maestra
Documento N.o 144*

Guera del Pacífico. Exhortación de Cáceres

Andres Avelino Caceres
Andrés Avelino Cáceres, presidente provisorio de la república


Considerando:

I. Que es un deber del gobierno hacer todos los esfuerzos posibles para evitar la guerra civil.
II. Que es asimismo deber de todos los ciudadanos acatar la voluntad de la nación y reconocer al gobierno que ha proclamado.

Historia, madre y maestra
Documento N.o 137*


Guerra del Pacífico: Cáceres denuncia protectorado chileno
epopeya chilenos borrachos
"Epopeya": soldadesca chilena borracha

Exige renuncia de Iglesias y retirada del invasor


Cuartel general de Huancayo

Junio 19, 1884

Sr. Dn. Ignacio de Osma

Estimado amigo:

He leído con marcada atención, su carta fecha 10 de los corrientes, que paso a contestar.

Desde luego acepto que sólo obedeciendo a generosos propósitos y sentimientos sinceros, se halla Ud. determinado a tomar parte en la política de un gobierno que no cuenta con las simpatías generales de la república.

Historia, madre y maestra
Documento N.o 135*

Proclamación de Cáceres en Ayacucho como Director Supremo del Perú
plaza huamanga


Acta

En la ciudad de Ayacucho, a los doce días del mes de junio de mil novecientos ochenta y cuatro, los ciudadanos que suscriben, congregados en la casa consistorial bajo la presidencia del alcalde del honorable concejo, don Pedro José Ruiz, con el objeto de deliberar sobre los medios que deben adoptarse para salvar a la república de la crisis por la que atraviesa, después de las violentas convulsiones sociales y políticas que ha sufrido durante un largo espacio de tiempo.

Historia, madre y maestra
Documento N.o 134*

Guerra del Pacífico. Ultimátum de Cáceres
Jauja


Huancayo, a 6 de junio de 1884

Señor coronel jefe de las fuerzas chilenas existentes en la ciudad de Jauja

La celebración y ratificación del tratado de octubre, hacían esperar el término de las hostilidades entre los beligerantes y la inmediata desocupación del territorio peruano por las tropas de Chile, de conformidad con lo prescrito en ese mismo tratado y con los principios y prácticas internacionales.

Historia, madre y maestra
Documento N.o 133

Llamamiento de Cáceres a guerrilleros para derrocar al gobierno chilenófilo


Jefatura superior política y militar de los departamentos del centro.

Huancayo, junio 5 de 1884

Al comandante de las guerrillas de Chupaca, don Tomás Bastidas

Ha llegado el momento solemne en que los pueblos todos de la república, deben levantarse como un solo hombre en defensa de su honra, de sus propiedades y de su vida.

Guerra del Pacífico, guerrilleros de Cáceres
Guerra del Pacifico, reclutas de Andres Avelino Caceres