En el diario limeño Perú21 del 2 de setiembre de este año, con el título “La justicia como negocio”, se lee en la columna de Cecilia Valenzuela:

 

Los colaboradores eficaces que han declarado ante la Fiscalía que integra la fiscal Castro han explicado detalladamente, bajo juramento y con la obligación de corroborar todo lo dicho, cómo fue que la banda de Los Cuellos Blancos usó al recién defenestrado Consejo Nacional de la Magistratura para hacer nombrar y colocar, en los puestos claves de las actuales Corte y Fiscalía Supremas del Perú, a sus compinches. A magistrados corruptos que formaban parte de la organización.

En el portal del diario español El País del 25 de agosto de este año, con el título “Periodista e inmigrante latino”, se lee en el artículo de Héctor E. Schamis:

 

De este modo, sufren una doble vulneración de derecho. El periodista latino intersecta los dos temas más significativos de un clima político como no se recuerda haber vivido en Estados Unidos. Los medios son acusados por el propio presidente de ser “enemigos del pueblo”. En consecuencia, sus seguidores los hostilizan, una imagen casi diaria en la pantalla de televisión.

En el diario La República del 16 de agosto de 2018, con el título “Más poder, menos te quiero”, se lee en el artículo de René Gastelumendi:

Un claro mensaje envuelto en papel naranja y con cintillo del mismo color: “Tiene poder, pero usted, Keiko, no lo está usando para nuestro beneficio, lo usa para su interés exclusivo, según sus cálculos, en función suya y acaso de su partido. Se nota demasiado, es una impudicia, oiga usted”.

En el portal del diario chileno La Tercera del 24 de julio de este año, con el título «Gobierno vuelve a explicar dichos de ministros y pide ser “cuidadosos”», se lee en el artículo de Autor: P. Catena y X. Soto:

 

Al igual como ocurrió con Varela, el titular de Economía salió hoy a precisar sus declaraciones, luego que la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, se comunicara con él para transmitirle su molestia y decirle que había incurrido en un error. Esto, además de diseñar una “bajada comunicacional”. Lo propio hizo Blumel más tarde.

En el portal del diario español El Mundo del 8 de julio de este año, con el título «Úrsula Letona asegura que en Constitución “sí hubo voluntad” para reformar el CNM», se lee:

 

“Siempre fue una prioridad, pero la dinámica de la comisión siempre ha sido la búsqueda del consenso y en este caso nos ha tocado la reforma electoral, las facultades delegadas y otros temas. Yo estoy segura que en esta legislatura el tema va salir”, declaró a Perú21.

En el diario limeño El Comercio del 26 de julio de este año, con el título “La dictadura del ‘wasá’”, se lee en la columna de Patricia del Río

 

A cada uno de esos ciudadanos a los que la justicia le ha sido esquiva, le importa un rábano el discurso maniqueo y ridículo sobre si esta es una ofensiva caviar que quiere destruir al fujimorismo. A cada peruana que ha tenido que contar cómo la violaron frente a una jueza que se limaba las uñas, le importa un pepino si el fiscal Chávarry votó por Keiko en las últimas elecciones o si su candidato fue Acuña. A cada menor abusado por su padrastro al que interrogan sin ningún cuidado le vale madre si los apristas están con paranoia por la ley Mulder y ven en todo venganzas.

En el diario español El Mundo del 20 de julio de 2018, con el título “El clamoroso adiós de Padilla y el sitio privilegiado de Roca Rey”, se lee en el artículo de María Vallejo.


…Barrió el lomo del toro que vino a salvar la corrida de Jandilla en la obertura. Que se arrancó de largo en la primera tanda diestra. Un estatuario de quietud supina alumbró el camino zurdo. Despatarrado y dando el pecho en el embroque. Arriñonado y hundido en los talones, en el trazo largo y dominador. Tan sometido el carbón del toro, que descolgó con profundidad y fijeza. Bramaba la plaza cuando un nuevo estatuario enhiesto, el cambiado por la espalda y un pase de pecho, hondo desde el pitón hasta el rabo, precedieron a la última serie de naturales. El muletazo final, poderoso, altivo y mirando al tendido, fue una coda soberbia. Por manoletinas abrochó Roca Rey la obra en medio del incendio colectivo antes de que la espada encontrase hueso. Y todo quedara en una oreja. Que cayó con el peso de la ley.

En el portal del diario español El Español del 17 de junio de este año, con el título “La gran mentira de las píldoras de protección solar: ni protegen ni evitan el cáncer”, se lee en el artículo de Roberto Méndez:

 

Scott Gottlieb, comisario de la FDA, asegura en este comunicado que no existe ningún tipo de píldora, cápsula o similares que halla conseguido reemplazar al protector solar. De hecho, se trata de productos engañosos que pueden aumentar el riesgo y los perjuicios para la salud de aquellos individuos que los ingieren.

En el diario limeño El Comercio del 7 de julio de este año, con el título “Decepción con Vizcarra: ¿habrá rectificación?”, se lee en el artículo de Fernando Rospigliosi:

 

En realidad, no se podía exigir a Vizcarra un equipo coherente y calificado, dada la situación de emergencia en la que asumió la presidencia. Pero por lo menos necesitaba algunas personas con ciertas características que le permitieran salir adelante al principio, hasta que pudiera asentarse. Como señalé en esta columna, antes de la caída de PPK, un eventual gobierno de Vizcarra “requeriría de por lo menos algunos políticos suficientemente hábiles y flexibles para tejer algunas alianzas y apoyos, ya que ni siquiera contaría necesariamente con la pequeña y poco eficaz bancada de Peruanos por el Kambio. Y, sobre todo, tendría que mejorar la gestión en sectores claves que puedan dar a la ciudadanía la esperanza de que las cosas van a mejorar.” (“¿Podría gobernar Martín Vizcarra?”, 17/2/2018).

el portal del diario español El País del 8 de junio de este año, con el título “¿Cuánto duele el tratamiento de injerto capilar? Así se vive desde dentro del quirófano”, se lee en el artículo de Rafael Benítez y Javier Moya:

 

Llegamos a la clínica Millán & Vila-Rovira, nuestro sancta sanctorum capilar, y nos cruzamos con algunos pacientes con gorra que han venido a revisión tras el transplante. Aprovechamos para lanzarnos miradas de solidaridad, complicidad y empatía que dicen a las claras "Estamos juntos en esto, somos como una especie de hermandad, somos una fraternidad, estamos en el mismo barco" y cosas así.