Alan García: “¡Por Dios!, respetemos la historia”morrochorrillos
 

Nadie se ha burlado más de la historia del Perú que Alan García: durante su primer gobierno se firmó una repugnante acta para falsificar la historia de la Guerra del Pacífico1 y ahora acaba de entregar al hampón chileno que murió cuando la banda homicida chilena atacó Chorrillos2. Pero ahora García pretende presentarse como defensor de nuestra historia y dice que hay que conservar el terreno del morro de Chorrillos, donde están sepultados restos de combatientes defensores del Perú y de los criminales chilenos.

¡Los peruanos indignos!allan wagner
por Herbert Mujica Rojas,
19-10-2007

Ayer en La Primera, César Hildebrandt, en su vibrante artículo, Chile 4, Perú 0, recordó el abyecto prochilenismo rastrero de que hacen gala ciertos personajes públicos de recurrente y siempre mediocre presencia. Una cosa es el respeto a la convivencia de las naciones, a la forja y comprensión de la complementariedad que hay que mantener en equilibrio con la nación del sur y otra, muy distinta, la política de hinojos y servidumbre que muestran presidentes, burócratas, embajadores, militares, intelectuales, periodistas, etc. (con notorias excepciones, eso sí), cuya testa gacha es congénita y parte de su acción proditora. ¡Nada tiene que ver la altiva creación heroica de la patria con la absurda capacidad de quintacolumna y traición de algunos a lo largo de decenios desde el mismísimo 28 de julio de 1821! ¡El problema —a la par que tragedia, hasta hoy insuperable— siempre fueron los peruanos indignos y no los foráneos!

 

Traición de Alan García: devolvió hampón chileno en secreto
entierro hampon chilenoMientras Chile incurre en apología de crímenes de guerra

En medio de honores, Chile enterró a un hampón chileno que murió en Chorrillos en uno de los más negros episodios de la Guerra del Pacífico, donde se saquearon viviendas, se asesinaron civiles y se violaron mujeres, tras lo cual los criminales chilenos prendieron fuego a la hasta entonces hermosa villa de Chorrillos.

Corrupción, esa dama perversaferrocarril

por Herbert Mujica Rojas

Stewart, el autor de Henry Meiggs, un Pizarro yanqui; norteamericano como aquél, no escatima detalles de cómo la corrupción, esa dama perversa, engatusó funcionarios, hizo la vida muelle de autoridades venales, presidentes miserables, plutócratas envilecidos hasta el tuétano y, por consiguiente, pudrió hasta la más íntima fibra de cuanto puro tuvo o alguna vez albergó, el alma colectiva peruana para propósitos de un proyecto nacional rectilíneo y ambicioso como país central de una Latinoamérica convulsionada entonces, en los siglos XIX, XX y el actual XXI.

¡Robando a Pedro para pagar a Pablo!
henry meiggs
Henry Meiggs
por Herbert Mujica Rojas

Quien crea, como hacen algunos acomodaticios "sociales", encontrar corrupción en todo el cuerpo social peruano, con fecha reciente, se equivoca con desatino gigantesco o camina en conveniente error para mejorar sus expectativas y proyectos de vida. ¡Ni siquiera en eso, los integrantes de las castas financieras, empresariales, políticas, de tatarabuelos, bisabuelos a tataranietos y bisnietos, han sido originales transmitiendo el cáncer en este país de desconcertadas gentes!

 

Se equivoca El dios cautivo
batalla Francisco Bolognesipor Herbert Mujica Rojas

Sostiene el sociólogo chileno Sergio González Miranda, en el Capítulo VII, Conclusiones: El vuelo de la integración, p. 151 de su interesante libro El dios cautivo: Las Ligas Patrióticas en la chilenización compulsiva de Tarapacá (1910-1922); Santiago, LOM Ediciones, 2004; que: "Por parte del Perú, el agotado presidente Augusto B. Leguía tomó las decisiones definitivas, pero ya no estaba rodeado de los embajadores y cancilleres de años anteriores; como ministro de Relaciones Exteriores estaba don Pedro José Rada y Gamio (219) y de Subsecretario, don Samuel Barrenechea. La cita con ese número, dice: "Supuestamente él y el canciller chileno Ríos Gallardo (Conrado), fueron los creadores de la llave y el candado para Bolivia: el artículo del Tratado de 1929 que impide ceder a una tercera nación todo o parte de los territorios en disputa sin previa consulta al otro país." Me temo que lo anotado es digno de categórica refutación.

Miguel Grau y el espíritu de la nación peruana

 

huascar Miguel Grau y el espíritu de la nación peruana Se ha escrito mucho de Miguel Grau, el digno y heroico marino peruano que, junto con Andrés A. Cáceres y Francisco Bolognesi, está en lo más alto de la escala de valores cívicos, militares, patrióticos e individuales. En esta fecha en que se cumple un aniversario más del combate de Angamos, invitaremos a la meditación planteando algunas preguntas y respondiéndolas.

¡Marino Miguel Grau: Presente!huascar Miguel Grau y e espíritu de las nación peruana
por Herbert Mujica Rojas


Ni el más sublime milagro podía, ocurrió un día de octubre como hoy de 1879, torcer el destino de una guerra cuyo pronóstico era evidente, inconcuso, irremediable. En efecto, la invasión, largamente preparada por Chile, país que ni siquiera tenía frontera con Perú, sólo pudo concretarse una vez que en Punta Angamos la escuadra sureña, completa e inmensamente superior, venció al Huáscar capitaneado hasta el heroísmo más inverosímil por el marino Miguel Grau Seminario cuya gloria arribó a las 9.50 de esa mañana.

Reflexión en homenaje a Grau
Miguel Graupor Victor Mejía Franco (1)

Si Miguel Grau, el Peruano del Milenio, aún viviera, estaría preocupado por el presente y futuro del mar peruano. Preocupado por desalojar a Chile del triángulo de mar que ocupa en el sur, dispuesto como estuvo a lo largo de toda su vida, para sumar su sacrificado aporte personal en defensa del país que tanto amó; sin duda apelaría a su acrisolada formación cívica para buscar el derrotero salvador. He aquí la ruta que nos corresponde seguir en esta hora difícil, no por la magnitud de la empresa que es limitada, sino porque la incuria, el desinterés y el malsano prochilenismo de nuestros gobernantes de los últimos cincuenta años, a excepción de Velazco, la han convertido en difícil.

¿Devolver el Huáscar al Perú?huascar chile peru prochilenos

Felicidad de lacayos de Chile

De tiempo en tiempo, algunos periodistas e incluso políticos sugieren, aparentando inocencia, que una posible devolución del Huáscar al Perú sería un gesto muy positivo de Chile que contribuiría a atenuar los malos recuerdos que tenemos los peruanos de la agresión chilena de la Guerra del Pacífico y, al mismo tiempo, para hacernos olvidar de las actuales usurpaciones que comete el enemigo chileno (triángulo de 37 000 m2 de tierra tacneña y 36 000 km2 de mar).